Buy at KW Empanadas!

Monday, October 17, 2011

Eleven / Once

(En español más abajo)
 
image
 
CanadaI went through the 11th anniversary of my arrival to Canada without even noticing, such a busy weekend I had. Would that be a sign that it's not that relevant anymore? Canada is 'home' now, like Argentina once was; I love it in here, and though I'm always connected to what's going on in my home country, I would lie to you if I didn't say that I feel the gap is getting wider and wider.

Like our family and friends got gradually used to our absence, I feel I have gotten used to the fact that Argentina is a beautiful, yet distant memory now. My life is in Canada; I have a very happy life with my wife and kids, I love my job, and I sleep well at night, knowing that my kids have a future and that our lives cannot be affected by corrupt politicians and banks who steal your money anymore. Unfortunately, I cannot say the same for my family and friends who are still there... Knowing that they cannot live in peace in a country that still suffers from economical and social instability and that they still have to coexist with corruption at every level everyday still bothers me. Sure, some are happy with this government and some are not, but that is irrelevant. Truth is that you never know what is going to happen a month from now in Argentina. And that sucks.

I did what I could. While I lived there, I worked my ass off, I was a good provider and I helped my family (some were thankful, some were not...). I always abode the law, and for a couple of years I even contributed to two separate retirement plans (one through my work, the other one by myself, because I still had my own business). I was part of the workforce for sixteen before I left. I estimated my contribution at $300/month (and that was a very low estimate), which would make an annual total of $3,600 and a grand total of $57,600. When I went to close my retirement account prior to leaving the country, I was informed that my balance was... $5,500 (less than a tenth of what I had contributed!) and that I wouldn't be able to touch that money until I retired. I guess I made some people richer... I wish I could say I was the only one.

The same happened in other aspects of our lives; my wife and her brothers had their own business, and they always did the right thing in terms of taxes, contributions, etc. It only took for a son of the mayor to open a store and become a competitor for us to have weekly visits by all kinds of inspectors, who would ask for bribes first and issue fines after they were told to go to hell by my family. Corruption won again, as they had to close their store and move away. Add to this the many employees who would stop coming to work and then sue over time that they either hadn't worked at all or had been paid for already. They would normally win as well... Corruption is everywhere.

We're far away from that now. We have a quiet life now, and we love it. We miss our home country, but Canada has given us everything. We really started from scratch here. If you're an occasional visitor and you haven't read my story, I recommend you do. It's about the one thing well written you will find here. :-) I know our case was atypical, but let me tell you this: we were extremely well prepared for this journey. Still, if it hadn't been for my wife's (and her family) support and faith, and for my brother Guillermo's, my other brothers’ and my stepdad's support and financial assistance, I wouldn't be where I am today. Hell, I might not even be 'here' right now, if you know what I mean. Crazy things go through the mind of a guy who is alone and depressed in Toronto in the winter...

As I said, Canada has given us everything (including a beautiful girl who makes my life happier every day). But I will never stop thanking Argentina for all it has given me: my roots, my culture, my family (especially my brothers), my education, my beautiful wife (and her great family) and three of the most important people in my life. I carry all of these in my heart every single day.

I don't think I will write a 12th anniversary post. I don't actually think my blog is going to make it! In fact, I should probably think about closing it already. I have less and less to say every day. :-)

canadaargentina
Source: Slipoffs.com 

 
 
image
 
ArgentinaEl undécimo aniversario de mi llegada a Canadá se me pasó por alto, con tantas cosas que tuve que hacer el fin de semana. Será eso un signo de que ya no es tan relevante? Canadá es 'mi casa' ahora, como lo fue Argentina alguna vez; amo vivir aquí, y si bien todavía estoy conectado con lo que pasa en mi país natal, les mentiría si no dijera que siento que la brecha se me hace cada vez más grande.

Así como nuestra familia y amigos se fueron acostumbrando a nuestra ausencia, creo que yo me he acostumbrado a que Argentina sea un hermoso, pero ya lejano recuerdo. Mi vida es en Canadá; vivo muy feliz con mi esposa y mis hijos, amo mi trabajo, y duermo bien por la noche, sabiendo que mis hijos tienen un futuro y que nuestras vidas no van a ser tan afectadas por políticos corruptos y bancos que te roban tu dinero. Lamentablemente no puedo decir lo mismo de mi familia y amigos que aún están allí... Saber que no pueden vivir en paz en un país que aún sufre de inestabilidad económica y social, y que tienen que convivir a diario con la corrupción en todos los niveles todavía me molesta mucho. Seguro, algunos están contentos con el gobierno actual y otros no, pero eso es irrelevante. La verdad es que en Argentina uno nunca podrá saber qué es lo que les puede pasar en un mes. Y eso realmente apesta.

Yo hice lo que pude. Mientras viví allí, me rompí el lomo trabajando, mantuve mi hogar y ayudé a mi familia (la mayoría fueron agradecidos, otros...). Siempre obedecí las leyes y por unos años hasta contribuí a mi jubilación por partida doble (una a través de mi trabajo, y la otra por mi cuenta porque aún tenía mi propio negocio). Trabajé por dieciseis años antes de irme. Estimando mi contribución en $300/mes (y es un estimado muy bajo), yo contribuí unos $3,600 por año, lo que hace un gran total de $57,600. Cuando fui a cerrar mis cuentas provisionales antes de irme del país, se me informó que mi balance era... $5,500 (menos de un décimo de lo que había contribuído!) y que no iba a poder tocar ese dinero hasta que me jubilara. Supongo que he ayudado al progreso de otra gente... Ojalá pudiera decir que fui el único idiota.

Lo mismo ocurrió en otros aspectos de nuestras vidas; mi esposa y sus hermanos tenían su propio negocio, y ellos también siempre hicieron o correcto en materia de impuestos, contribuciones, etc. Solo bastó con que uno de los hijos del intendente abriera un negocio similar para que les cayeran inspectores de todo tipo todas las semanas, los que pedían coimas primero y luego daban multas cuando mis cuñados (siempre derechos) los mandaban a cagar. La corrupción trinfó, como siempre, y ellos tuvieron que cerrar e irse. Podemos agregar al combo todos esos empleados que de buenas a primeras los 'clavaban' y dejaban de venir, sólo para reaparecer cuando les hacían juicio por épocas en las que nunca habían trabajado o ya habían sido pagados... Siempre ganaron ellos porque la corrupción manda.

Estamos lejos de esos tiempos ahora. Tenemos una vida tranquila, y estamos felices. Extrañamos nuestro país de origen, pero Canadá nos ha dado todo. Realmente empezamos de cero aquí,. Si son visitantes ocasionales del blog y no han leído mi historia, les recomiendo que lo hagan. Debe ser lo único bien escrito que encontrarán aquí! :-). Sé que nuestro caso no fue típico, pero les digo algo: estábamos muy bien preparados para esto. Así y todo, sino hubiese sido por el apoyo y la fe de mi esposa en primer lugar (lo mismo que el de su familia) y por el apoyo y soporte de mi hermano Guillermo, mis otros hermanos y mi padrastro, yo no estaría donde estoy hoy. Es más, quién sabe si yo estaría 'aquí' ahora. Cosas muy feas pasan por la mente de una persona cuando está sola y deprimida en Toronto, en el medio del invierno...

Como dije, Canadá nos lo ha dado todo (incluyendo una hermosa niña que hace mi vida más feliz cada día). Pero nunca dejaré de agradecer a Argentina por todo lo que me dió: mis raíces, mi cultura, mi familia (en especial mis hermanos), mi educación, mi hermosa mujer (y su gran familia) y tres de las personas más importantes en mi vida. Llevo todo esto en mi corazón cada día que pasa.

No creo que vaya a escribir un post para el duodécimo aniversario. No creo que mi blog sobreviva! De hecho, ya debería comenzar a pensar en cerrarlo. Si cada vez queda menos por decir! :-)

image image
Source: stockfresh.com

 
Technorati Tags:

10 comments:

  1. Gaby, increible, 11 años de aquella vez que te cruce en Canal 7, yo entrando y vos saliendo de la embajada, contento pero asustado, porque te habian confirmado todo. Pasaron muchas cosas. Ojala en tu interior tengas la seguridad de haber obrado bien. Segun se lee, tenes esa tranquilidad interior, y amas tu nueva casa.
    Abrazo grande!

    Esteban

    ReplyDelete
  2. Esteban!!!!! Me pusiste la piel de gallina, man. Mirá qué pedazo de momento compartí con vos hace ya tanto tiempo. Meses después, compartí una de mis últimas cuatro noches en Argentina cantando con voz en un estudio de grabación... qué loco todo, no?

    Te mando un abrazo muy grande y sí, tené la seguridad de que siento que hemos obrado bien. Estoy contento aquí, y es más que evidente que hemos cosechado lo que sembramos... tenemos grandes amigos aquí, y nuestros hijos van en camino a ser un ejemplo de personas. Qué más puedo pedir!!!

    ReplyDelete
  3. You and your family have so much to be proud of, Gabriel. You are an example of how successful immigrants can be with hard work, perseverance and a bit of luck, too! While I know that Argentina will always hold a special place in your heart, I'm glad that Canada has become so special to you. ¡Felicitaciones!

    ReplyDelete
  4. El 11 es un gran número Gaby, sabelo!

    ReplyDelete
  5. Canada te ha dado todo menos la "o", parece :) Felicitaciones. You guys are doing quite well..

    ReplyDelete
  6. Hay que ser guacho/a!! :-)

    Ya lo arreglé...

    ReplyDelete
  7. Once años!!! Me acuerdo de la despedida en la casa del maestro. Que lo parió.
    En serio te queda poco por decir? No te creo.

    ReplyDelete
  8. I can't imagine people's anger following the crisis in 2002. I was in Buenos Aires there and when I understood what happened... I felt for people. Banks really screwed you up!

    ReplyDelete
  9. Felicidades! yo tengo unos años menos aca pero te entiendo y estoy 100% de acuerdo. No se si yo quieria esto de mi vida, creo que en el fondo a todos nos hubiera gustado quedarnos si las cosas se vieran diferentes o si supieramos que se van arreglar, pero en vista de lo imposible actuamos con el corazón pero también con la cabeza. Saludos!

    ReplyDelete
  10. Hola Gabriel,
    Mi nombre es Marcela y vivo en Buenos Aires. Leo seguido tu blog, ya que mi hijo menor está estudiando en la Universidad de Waterloo y me encanta como compartís tus experiencias familiares y personales con los lectores de tu blog. Me sentí muy tocada cuando lei lo que escribiste en la conmemoración de tus 11 años en Canada, especialmente cuando decis que en Argentina no se puede vivir en paz y que nunca se sabe que puede pasar en un mes (yo agregaría, al dia siguiente…).Admiro el coraje que tuvieron junto con tu esposa para empezar una nueva vida en Canada. Mi esposo ya me lo ha propuesto muchas veces, especialmente cuando nuestro hijo mayor que estudia en Argentina nos dijo que una vez que se reciba tiene pensado también irse para alla. Pero yo no termino de aceptar la idea, cuesta dejar a los padres cuando ya están grandes…y después tratar de encontrar un medio de vida alla, cuando yo ya tengo un trabajo efectivo en Argentina… Pero en fin, siempre tengo la idea en la cabeza…
    Muchas gracias por compartir tus experiencias con tus lectores, un abrazo, Marcela

    ReplyDelete

Please leave a message after the beep

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Created by MyFitnessPal - Free Calorie Counter
Share |