Buy at KW Empanadas!

Sunday, May 30, 2010

Bullies

(En español más abajo)
 
CanadaOne of the biggest -and endemic- problems our kids face at school in North America is bullying. It is expressed in many different ways, from kids who physically or verbally abuse other kids, to social networks, to those stupid teachers who think they can treat their students whatever the hell they want.

All these incidents have one thing in common: the school very rarely gets involved, in spite of so many pamphlets, campaigns, etc they run throughout the school year. When they finally get involved, they normally try to blame the victim for something they might have done or say, so they don't have to deal with the bully, even if the kids is seven or eight years old. Look at this case from Toronto, where a mother got tired of it and pulled her daughter of her school after having filed over seventy complaints after several episodes in which her daughter would come back home with bruises or bleeding.

bullying
Source: Educational Safety Health Professionals  

This cowardice shown by our schools refusing to get involved comes with a price: the bullied eventually becomes a bully, tired of seeing how those actions don't seem to carry any consequences. Violence begets violence.

I have been on both sides of the equation, with a couple of my kids saying that other kids were picking on them (because of their size, background, accent, whatever). I called their schools and got virtually no answer.

When it was them who were bothering other kids, the school called us to let us know, but they wouldn't say anything about how they were going to deal with the issue. They actually sounded relieved when we said to them that we believed our kid should be suspended and only then they did it...

Lesson learned for my (and I guess many other) kids? You can pretty much get away with everything at school... unless your parents get involved.

Where's that concept of schools being our kids' 'second home'? I stopped feeling they were safe there long ago.

UPDATE: I had forgotten to include the link to the story from Toronto, and too good I did, because i found a follow up story that will show you how the school plays dumb and even suggest this child had never been bullied. And I was wrong, it wasn’t more than 70 complaints, it was over 160!

 
ArgentinaUno de los problemas más grandes -ya endémico- que nuestros hijos encuentran en las escuelas de Norte América es el 'bullying' (los chicos matones). Se expresa de muchas y diferentes maneras, desde chicos que abusan físicamente o verbalmente de otros, a las redes sociales, o a esos maestros imbéciles que piensan que tienen el derecho de tratar a los niños como se les cante.

Todos estos incidentes suelen tener una cosa en común: las escuelas raramente se involucran, a pesar de tantos panfletos y campañas, etc que organizan durante el año escolar. Cuando finalmente se ven forzados a tomar cartas en el asunto, más de una vez intentan justificar el comportamiento buscando culpar a la víctima por algo que pudiera haber hecho o dicho para provocar a su torturador, así no tienen que lidiar con el que es realmente culpable, aunque tenga no más de siete u ocho años de edad. Miren este caso de Toronto, donde una madre se cansó de tanta indolencia y sacó a su hija de la escuela luego de haber efectuado más de setenta quejas, debidas a numerosos episodios en los que su hija había vuelto de la escuela golpeada o sangrando.

Esa cobardía que muestran nuestras escuelas al negarse a intervenir tiene su precio: el chico abusado eventualmente se convierte en abusador, cansado de ver cómo esas acciones no parecen tener consecuencias serias para los 'bullies'. La violencia engendra violencia.

bullying-research-image
Source: Virginia Youth Violence Project 

Nosotros hemos estado de ambos lados de esta ecuación, con un par de mis hijos diciendo que otros niños se burlaban de ellos (ya sea por el tamaño, origen, acento, lo que sea). Llamé a las escuelas y no tuve respuesta alguna.

Cuando fue uno de los nuestros que molestaba a otros chicos, la escuela sí llamó para hacernos saber, pero no decían ni jota de qué es lo que iban a hacer para lidiar con el problema. Si hasta sonaron aliviados cuando les dijimos que debían suspender a quien hiciera algo así, y sólo entonces lo hicieron...

La lección aprendida por mis (y calculo que muchos otros chicos? Que uno puede hacer casi cualquier cosa en la escuela y zafar de cualquier consecuencia... a menos que tus padres terminen tomando cartas en el asunto.

Dónde quedó entonces ese concepto de que la escuela es el 'segundo hogar' de nuestros hijos? Hace tiempo que he dejado de pensar que mis hijos están seguros allí.

UPDATE: Me había olvidado de incluir el link a la historia de Toronto, y menos mal que me olvidé, porque encontré esta historia posterior que les muestra exactamente cómo en la escuela se hacen los tontos y hasta sugieren que esa nena nunca fue abusada. Y me equivoqué en otra cosa, porque no fueron ‘más de 70 quejas’, sino más de 160!

 
Technorati Tags: ,,

7 comments:

  1. excelente tu post
    y totalmente de acuerdo

    ReplyDelete
  2. Gracias, Vir. Me acabo de dar cuenta de que me faltaron los links a esa noticia de Toronto. A ver...

    ReplyDelete
  3. Que costumbre esa de siempre investigar a la victima en vez de al victimario, no?
    Hasta cuanto crece la hipocresia de los que deberian ser formadores.

    ReplyDelete
  4. Yo todavía sigo pensando que la escuela debería ser el segundo hogar de los chicos, donde siguen aprendiendo las enseñanzas del hogar junto con la academica, pero lamentablemente eso se esta perdiendo y no sólo en Norte America.

    Lamentablemente hay cada vez más escuelas que enfocan los intereses hacia otro lado o no les importa este tipo de problemas.

    Yo estoy a favor de los colegios, pero de los buenos...que son difíciles de encontrar :)

    ReplyDelete
  5. Cuando nosotros éramos chicos, si nos mandábamos una macana en la escuela después "cobrábamos" en casa también... Lamentablemente cada vez veo más que la escuela no hace nada y los padres tampoco, y en los pocos casos que la escuela se involucra hay padres desubicados que arman un escándalo, encubriendo y aceptando el mal comportamiento de sus hijos... Veremos cuando esos niños sean más grandes que tal resultan pero no creo que sea un futuro muy alentador...

    Saludos desde Córdoba (Arg),
    Fede

    ReplyDelete
  6. No me pasó directamente con mis hijos en ninguna de las dos circunstancias pero es un tema complicado que no sabría como tratar porque es verdad que la escuela mucho dice , pero a la hora de demostrar cuando debe tomar el toro por las astas no lo hace. Mi hijo fue testigo de una agresión, al chico agresor lo suspendieron, pero según mi hijo, su actitud después no cambió mucho. La madre del agredido llamó a la policía y estos hicieron una investigación y hasta le hicieron unas preguntas a mi hijo , pero no se que pasó después.

    ReplyDelete
  7. a mi no me ha pasado casi... me acuerdo una vez, en el colegio alemán, yo estaba en 1er. grado y un compañero de Guillermo para hacerce el gracioso delante de sus amigos me agarró de las patas y me empezó a arrastrar por el canto rodado... hasta que agarré una piedrita y fiuuumm!... se la encajé en el medio de la frente!... le sangró y el guacho de mi hermano me hizo pedirle perdón!... pero no me molestó mas.

    ReplyDelete

Please leave a message after the beep

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Created by MyFitnessPal - Free Calorie Counter
Share |