Buy at KW Empanadas!

Sunday, December 06, 2009

Not your typical Monday post

Canada

I went to a visitation on Saturday night. The person who passed was the spouse of a former co-worker with whom I had developed a good friendship. Though I didn't know him very well (I had only seen him twice or three times, I think), I still went and stayed for a while just to give his girlfriend (one of the nicest and most capable persons I've met at work) my condolences.

I was the only one from the office, at least during the hour I stayed, so I felt a little uncomfortable, mostly because I felt that I was invading this family's privacy by showing up at a moment of such sorrow. I talked to the parents, grandparents and other relatives and expressed my condolences the best I could, considering my broken English and the fact that I had never been in a visitation before.

I surprised myself with my eloquence and ability to give kind words to this family, and more importantly, I sounded sincere because well, I was. This kid was just 31 years old, for crying out loud, pretty much the same age as my friend. How can you become a widow when you're in your early thirties?

Being there, and watching this family grieve made me once again realize that I won't be around for ever. In fact, as I witness my kids make this transition between childhood and adolescence I realize that I'm getting older as they grow up and I can't help but wonder how much more time I have.

It sounds very out of character for me, but I actually think about this a lot. Will I be here to see Santi or Juan graduate and become professionals? Will I be around to walk the aisle with Carolina? And what about Florencia, that could be over 20 years from now! I have been married for almost 18 years, will I make it for out Silver wedding anniversary? Will I ever hold a grandchild in my arms?

Life without my family seems unbearable to me. Could that be the reason why I keep wondering what would be of them should something happen to me? I'm not a kid anymore, and while I'm in good health in spite of my weight and other issues, you never know what can happen. Heck, I'm writing this as I fly from Cleveland, OH to Charlotte, NC. I spend a lot of time flying...

My apologies for the unusually depressing post. It's just coming from my frustration and fears. Frustration for missing important family events (birthdays, confirmations) and fears because I never know if the birthday I missed will be the last one I'll be here for...

 
 
ArgentinaEl sábado fui a un velatorio. La persona fallecida era la pareja de una ex-compañera de trabajo con quien yo he cultivado una buena amistad. A pesar de que no conocía muy bien al muchacho que murió (lo habré visto tres veces a lo sumo), de todos modos fui y me quedé aunque sea para darle a su novia (una de las personas más agradables y capacitadas que he conocido en el trabajo) mis condolencias.
 
Era el único de mi oficina entre los presentes, por lo que me sentí un poco incómodo, como sintiendo que invadía la intimidad de esta familia al aparecer en un momento tan trágico. Hable con los padres, abuelos y otros parientes y les expresé mis condolencias lo mejor que pude, dadas mis limitaciones con el inglés y considerando que era mi primer velatorio en Canadá.
 
Me sorprendí a mi mismo con mi elocuencia y mi habilidad para darle a esta familia algunas cálidas palabras de apoyo, y lo más importante, soné sincero porque bueno, lo era. Este chico tenía sólo 31 años de edad, prácticamente la misma edad que la de mi amiga. Cómo puede alguien enviudar cuando se está en los treintas?
 
Pero hubo más. Estar ahí, y ver a esta familia sufrir por la pérdida de un ser querido me hizo pensar nuevamente en que yo mismo no voy a estar por acá para siempre. De hecho, mientras miro a mis hijos hacer la transición de nenes a adolescentes, me hace dar cuenta de que me estoy poniendo viejo y no puedo evitar comenzar a preguntarme cuánto más tiempo tengo.
 
Seguramente no es la clase de imagen que puedan tener de mí, pero en realidad pienso mucho sobre este tema. Estaré aquí para ver a Santi o Juan recibirse y comenzar su vida profesional? Podré llegar a caminar hacia el altar de la mano de Carolina? Y que tal Florencia, eso podría ser dentro de unos 20 años! He estado casado por casi 18 años, llegaré a mis bodas de plata? Tendré alguna vez un nieto en mis brazos?
 
La vida sin mi familia se me haría insoportable. Podrá ser esa la razón por la que no dejo de pensar en qué sería de los míos si el día de mañana yo ya no estoy? Ya no soy un niño, y si bien estoy en buen estado de salud a pesar de mi peso y otros problemitas, uno nunca sabe que puede pasar. De hecho, este post lo escribí en el avión que me llevaba de Cleveland, OH a Charlotte, NC. Me paso demasiado tiempo en los aviones...
 
Mis disculpas por este post inusualmente tristón. Ha sido escrito desde mi frustración y mis miedos. Frustración por perderme eventos familiares importantes (cumpleaños, confirmaciones) y miedos porque nunca sé si el cumpleaños que me perdí será el último al que yo pueda haber asistidao
 

17 comments:

  1. Bueno, yo que no tengo hijos también se me cruzan pensamientos parecidos, eh, pero es la edad. Yo cumplo 40 a fin de año, será por eso. Este año me di cuenta de lo que significa la palabra finitud.

    ReplyDelete
  2. El tema de la muerte es algo que en algún momento siempre nos entra en la cabeza.
    Sí, tenemos fecha de vencimiento. Y gracias a Dios, no está impresa en ningún lado. Eso hace que podamos disfrutar de la vida, si tenemos al lado aquellas cosas que hacen posible disfrutarla.
    Agradecer cada día por lo que tenemos es agradecer el don de la vida. Con eso basta, al menos eso pienso.
    Después, Dios dirá.
    Ya no será nuestro problema, es decir, ya no podremos hacer nada.
    Para los creyentes nos queda la esperanza de estar en un lugar mejor y poder desde ahí velar por los nuestros.
    Para los que quedan lo mejor es que permanezca nuestro recuerdo de aquel que siempre los quiso y se preocupó por ellos, con alegría.
    No me cabe duda que podrás lograr todo eso que decís.
    Eso sí. Seguramente tendrás un nieto espectacular, el más lindo del mundo.
    Nieta, no. La más linda es la mía.

    ReplyDelete
  3. Gabriel
    Es un sentimiento que compartimos muchos pero muy pocos se animan a expresarlo tan abiertamente.
    Con tantos viajes de por medio se te hace mas presente la interrogante.
    Espero se te pase pronto este sentimiento y no te sientas triste...
    me hiciste aguita los ojos.
    Besos

    ReplyDelete
  4. Precisamente un tema de muerte hace poco me toco singularmente. Se trata de una noticia en la que una pareja de argentinos perdio un hijo en un absurdo accidente en el aeropuerto de toronto.

    Poco se dijo de ello en la 'blogosfera' yo guarde silencio, porque realmente no conozco a estas personas y no queria irrespetar el dolor de estos compañeros inmigrantes.

    Anyway la muerte es algo duro, fuerte.

    No quisiera que ninguno de mis hijos muriera antes que yo.

    Pero soy consiente de mi propia mortalidad, en todo caso no quiero morir con ellos siendo pequeños.

    Saludos

    ReplyDelete
  5. Alicia, no nos dejes así! Qué significa? :-)

    Mike, jua, tenés razón. Valentina es un sol. Con respecto al resto de tu comentario, me parece que lo mío pasa justamente por no creer que haya nada más allá de la muerte, entonces no puedo encontrar ese consuelo de saber que voy a estar velando por ellos...

    Lore, perdón por ponerte triste a vos también. Me agarran seguido estos momentos, y más cuando viajo. Nada más propicio para despertar estas ideas que la habitación de un hotel un miércoles a la 1:00 AM, por ejemplo...

    Un personaje..., sé que se trató el tema de este chiquito que murió en Pearson (al menos, que yo recuerde, Ale Marge y Ziegler lo comentaron, creo que este último en Inmigrantes Canada). A mí me puso muy mal, sobre todo porque pasé por ahí ya dos veces desde que ocurrió y no me lo puedo sacar de la cabeza. Para peor, su madre tiene el mismo nombre que una buena amiga mía, que tiene dos hijos de la misma edad. Sólo cuando leí que esta pobre familia llevaba diez años viviendo en Winnipeg pude descartar que se tratara de la misma persona.

    Con respecto al tema de la muerte... yo también espero que nadie muera antes que yo. Pero eso me hace pensar en cómo van a quedar ellos cuando yo me vaya...

    ReplyDelete
  6. Para quitarle un poco de dramatismo a la cosa...
    Vos decis "Pero eso me hace pensar en cómo van a quedar ellos cuando yo me vaya...", bueno, miralo desde este punto de vista, van a tener mas comida en la mesa para repartir.

    ReplyDelete
  7. no importa si es tristón o no este post, me llegó muchísimo porque me hago muy seguido esas preguntas.
    te entiendo perfectamente
    mi primer marido y papá de mis hijos murió en sus jóvenes 30 y a partir de ahí empecé a replantearme cosas como las que vos ponés en este post.
    no estamos para siempre aquí y no quiero perderme nada pero la vida hace que aunque querramos estar en toda ocasión importante de los que queremos es imposible por cuestiones laborales u otras.
    es lo que hay
    disfrutemos lo que tenemos mientras lo tenemos
    y nunca dejes de decirle a tu familia lo que sentís por ellos

    beso

    ReplyDelete
  8. No tengo mucho que agregar a lo que ya expresaron los otros comentaristas, creo que Alicia da en el clavo al decir que este tipo de pensamiento se convierte en mas frecuente en cuanto uno empieza a sentir que está cruzando hacia la otra mitad de la vida. Teniendo en cuenta que la muerte es nuestra unica certeza y que no podemos evitarla, hay que disfrutar de lo que nos toca vivir a cada uno y darle para adelante. Que mejore ese animo!

    ReplyDelete
  9. Mire muchacho le cuento que a mis 36 años me hice la misma pregunta, mi hija cumplía 15, ya el tiempo compartido cambiaba, ya empezaba a hacer sus planes, mi marido y yo trabajabamos duro pero igual no me daba la seguridad de un futuro tranquilo (vió como es la Argentina), 7 años de tratamientos para la fertilidad, 7 años de resultados negativos. Tenía una sensación parecida a la que tenés vos hoy. Y llego Septiembre y descubro que estoy embarazada, y muere el abuelo de mi marido y tiene que viajar a Canada, y nace mi hijo, y mi marido consigue un buen trabajo, y organizamos todo para venir, y mi hija queda embarazada y decide no venir, y nace mi nieta, y dejo mi trabajo, y aterrizo en Toronto, y otra vez el milagro y nuevamente estoy embarazada. Así que si eso no le demuestra que la vida siempre nos asombra con buenas y malas! Vamos, que ya vendrán tiempos mejores y si no, para eso tiene el hombro de sus compañeros bloggers, llore muchacho, llore, pero mañana el sol sale igual, así que mejor levantarnos con ganas de disfrutar y ser felices. Consejo de Hipopotamo: viví el aquí y ahora, sé feliz y mañana es mañana, disfruta hoy...Deje de revolcarse por lo que se pierde y festeje lo que ganó, caracho!

    ReplyDelete
  10. Epa, que nos sucede ultimamente.
    Vengo de un fin de semana largo (trucho) y me encuentro con esto.
    Supongo que a todos nos cae la ficha de que en algún momento nuestro tiempo, el de todos quiero decir, se va a terminar en algún momento. Pero hay que encarar las cosas pensando en positivo, o sea: si voy a llegar a las bodas de plata (pobre Gabriela), si voy a ver recibirse a mis hijos, etc.
    Si no andamos con miedo por la vida y no llegamos a disfrutar plenamente. Asi que dejate de joder, largá algún postre, y metele para adelante.
    He dicho!

    ReplyDelete
  11. Este post es un ejemplo de la filosofia negacionista:

    Un tipo quiere estar triste y atrae mil que quieren alegrarlo.

    ¿por que pasa esto?

    Este post debe ser triste y lo que debemos hacer todos es llorar...y llorar mucho, porque finalmente TODOS moriremos.


    Tu, yo, y los lectores del blog.

    ReplyDelete
  12. Uff gabriel que tema.. mira mi papa se murio super joven(53) y eso nos dejo un vacio muy grande.. me case y no estaba.. no conocio a mi marido y menos a mis hijos.. y que abuelo hubiera sido..
    A mi me hizo reisar mi vida y ver mi propia mortalidad a los 25.. pero si algo aprendi en estos 10 años de ausencia es que uno debe vivir su vida al maximo, que no debemos de dejar de decir a nuestros seres queridos que los queremos.. no se puede planificar, pero si podemos cuidarnos para vivir lo maximo posible..
    asi que no te preocupes.. ocupate..
    un beso y cheer up..
    Barbara

    ReplyDelete
  13. En serio, demaciado tiempo en los aviones!
    Yo pienso en esto de cuanto tiempo me resta, pero lo que sí deseo de corazón es irme antes que mis hijos

    ReplyDelete
  14. I think we all experience these kind of irrational fears once in a while. It's probably best to put them away and to think of the present, because there is no true answer.

    ReplyDelete
  15. lo unico que puedo decir, sobre todo con respecto al comentario de "un personaje..."..., como dijo Miguelito, que voy a hacer yo solito y viejito aca en este mundo solo cuando se mueran todos...?

    ReplyDelete
  16. I intend to live forever... and so far, so good.

    ReplyDelete
  17. Yeah, you're like my mother in law, who says she's never going to die. And I have no reasons to doubt her.

    ReplyDelete

Please leave a message after the beep

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Created by MyFitnessPal - Free Calorie Counter
Share |