Buy at KW Empanadas!

Thursday, March 12, 2009

CSI: Pets

CanadaI heard this story on Tuesday evening and I found it fascinating. Yet again, I have a tendency to feeling fascinated about many things, which might explain why this is such a mediocre blog, according to some gods. I’m still going to tell you about it, though…
 
We were talking about pets, and –of course– I mentioned the “Carolina / Bruno” affair. Soon the topic became unusual pets, so we all tried to show off by telling the rest about our lambs, exotic birds, platypuses and the occasional piranha. I mentioned that we had a lamb called “Joaquín” back when I was living in the old country, which we would leave to the care of a rural employee every Friday, as we would go back to my hometown for the weekend. Then, on Mondays, we would pick Joaquín up on our way home.
 
One Monday, we found no traces of Joaquín. And the guy who was taking care of him said that he had died, apparently poisoned. That sounded highly improbable even for my 8 years old ears, so it is until today that I maintained that we left Joaquín on Friday, and this guy had Joaquín for dinner on Saturday. Of course, the fact that he was burping and using a sheep bone to clean his teeth while we were talking to him might have hurt his credibility a little…
 
I also remembered we used to have two hamsters, one called “Biscuis” (a word play in Spanish, as ‘cuis’ is the name of a rodent that is typical of Argentina) and ‘Fefe Marcado’ (Fefe is a friend of us, I ignore the reason behind its ‘last name’). Biscuis would beat the living lights out of Fefe on a daily basis, and the other one couldn’t do anything about it, as it was much smaller. But revenge was brewing, and Fefe soon found its chance. Winter came, and Biscuis began hibernating first… We found half of Biscuis the following day. Fefe had eating him alive while Biscuis was sleeping!!! Jeez, these hamsters can be so vengeful…
 
Then one of my neighbours told me this amazing ‘dead pet’ story. I believe it was his sister that had left a bird to the care of a friend while she was away. A few days later, that friend was feeding the bird, phone rang, went to pick up, came back and found it on the bottom of the cage, legs pointing up. Time of death, 5:36 PM. This guy was not only mortified that somebody else’s pet had died while under his care, but also curious on why that had happened. He was a pathologist, so what did he do? He put the dead bird in a bag and took it to work the following day, where he conducted an autopsy on that little thing!!! And he was even able to establish the COD (cause of death, for those who don’t watch CSI): there was a seed lodged in the bird’s esophagus. I can just imagine the face of the bird’s owner when she came back and this guy said to her:
 
- I’m sorry to inform you that Perico has died last week, in spite of our efforts. Cause of death has been identified as asphyxia and has been deemed as accidental. No foul play is suspected, and no traces of drugs have been found. Here’s the autopsy report, please let me know if you have any questions.
 
What really got me thinking is that maybe what happened to this bird is the most common cause of death among them while in captivity. Who would suspect that our parrot died because of a grain of corn that is blocking its airway? You just assumed something weird happened and move on…
 
Being a pathologist or a forensic doctor must be a really cool job to have. But it’s not until you find yourself taking a dead bird to work to conduct an autopsy on it that you begin to think that maybe, just maybe, you’re too much into it…
 
Picture from Flickr.com 
 
 
Argentina
Escuché esta historia el martes a la noche y me pareció fascinante. Claro, también tengo una tendencia a sentirme fascinado por muchas cosas, lo que podría explicar por qué este blog es tan mediocre, de acuerdo con algunos dioses que andan por ahí. Pero bueno, igual les voy a contar…
 
Estábamos hablando de mascotas, y –por supuesto– mencione el affair “Carolina / Bruno”. Enseguida cambiamos de tema y comenzamos a hablar de mascotas inusuales, por lo que todos comenzamos a hablar de nuestros corderitos, aves exóticas, ornitorrincos y la ocasional piraña. Yo mencioné que tenía una ovejita llamada “Joaquín” cuando vivía en el campo, el que dejábamos al cuidado de un empleado de la estancia cada viernes, cuando volvíamos para Necochea por el fin de semana. Luego, los lunes, lo pasábamos a buscar camino a casa.
 
Un día no vimos más rastros de Joaquín. Y el tipo que lo cuidaba nos dijo que se había muerto, posiblemente envenenado. Eso sonaba muy improbable, incluso para los oídos de un nene de 8 años como yo, así que hasta el día de hoy creo que le dejamos a Joaquín el viernes, y él cenó Joaquín asado el sábado. Por supuesto, el hecho de que eructaba constantemente y se hurgaba los dientes con un hueso finito de cordero, puede haber afectado un poco su credibilidad…
 
También recuerdo que teníamos dos hamsters, uno llamado “Biscuis” (un juego de palabras, porque ‘cuis’ es el nombre de un roedor muy común en Argentina) y ‘Fefe Marcado’ (Fefe es un amigo nuestro, ignoro de donde viene el ‘apellido’). Biscuis le daba tremendas palizas a Fefe todo los días, y el otro no podía hacer nada, porque era más chiquito. Pero había sed de venganza, y Fefe pronto encontró su oportunidad. Llegó el invierno y Biscuis se puso a hibernar primero… Al otro día, nos encontramos medio Biscuis. Fefe se lo había comido vivo mientras el otro dormía!!!! Mamita, estos hamsters si que son rencorosos…
 
Allí fue que una de mis vecinas me contó esta increíble historia de ‘mascotas muertas’. Creo que fue su hermana que había dejado un pájaro al cuidado de un amigo mientras se iba de viaje. Unos días más tarde, este amigo le estaba dando de comer al bicho cuando sonó el teléfono. Fue, atendió, habló, volvió y se encontró el pajarito en el fondo de la jaula, patas pa’rriba. Hora de muerte, 5:36 PM. Este hombre no sólo estaba mortificado porque se le había muerto la mascota de otro mientras estaba a su cuidado, también estaba intrigado por saber qué había pasado. El era un patólogo, así que qué hizo? Puso al bicho en una bolsa y se la llevó al trabajo el día siguiente para hacerle una autopsia!!! Y lo mejor es que pudo establecer la causa de la muerte, porque se encontró una semilla bloqueando el esófago. Me imagino la cara de la dueña cuando éste cristiano se le plantó y dijo:
 
- Lamento informarle que Perico falleció la semana pasada, a pesar de nuestros esfuerzos. La causa de muerte ha sido identificada como asfixia, y se estima que fue accidental. No se sospecha que se esté en presencia de un crimen, y no hay rastros de drogas en su organismo. Aquí está el informe de la autopsia, por favor contácteme si tienen alguna pregunta.
 
Me quedé pensando que tal vez lo que le pasó a esta ave es la causa más común de muerte para cuando están en cautiverio. Quién sospecharía que el lorito murió atragantado con un grano de maíz? Uno asume que paso algo raro y listo…
 
Ser un patólogo o un médico forense debe estar muy bueno. Pero no es hasta que te encontrar llevando un bicho muerto en una bolsita para hacerle una autopsia que no empezás a pensar que tal vez, sólo tal vez, se te está yendo la mano…
 
Picture from Desktoprating.com 
 
Technorati Tags:

19 comments:

  1. Yo hasta hace 3 años tenia de mascota a Tazz. Un marzupial oriundo de la isla de Tazmania, en Oceania (en ingles Sugar Glider) Se la pasaba en mis bolsillos. Nunca supe de que se murio pobre. Te voy a mandar una foto para que lo postees.

    ReplyDelete
  2. Ah. me olvidaba. Tambien lo tuve a Martin como mascota viviendo conmigo mucho tiempo. Pero el no me entraba en los bolsillos.

    ReplyDelete
  3. Yo ya hable de mis mascotas en tu blog, asi que no voy a empezar con lo mismo... aunque me encantaria.Respecto del patologo forense, mama mia! eso es ser fanatico de tu laburo...

    ReplyDelete
  4. Paco, por curiosidad. Con que alimentabas a tus mascotas (a las dos)?

    ReplyDelete
  5. JorMig, yo me acuerdo. Comía cualquier porquería que encontraba por ahí, esos bichos no tienen ningún drama.El marsupial es distinto, tiene una dieta más delicada.

    ReplyDelete
  6. Bueno, ya que no insisten cuento algo.Ya comentada la variedad de bichos que habia en casa y de mascotas, me acuerdo la vez que con tramperas colocadas en mi casa, cace algo asi como 40 pajaritos corbatitas (ver imagen... en gugl), la curiosidad era que eran todas hembritas... uno no quiere ser machista, pero... por que habra sido? La cuestion es que las puse a todas en una jaula grande, y las alimentaba todos los dias, como corresponde.EL problema fue que un dia, no recuerdo porque razon, no hice lo que correspondia... y se me paso la comida. Ojota, no todo el dia... sino medio dia, maso.Obviamente, mano en la frente, la imprecacion correspondiente, y me fui a alimentarlas...Cuando me acerque a la jaula habia un revoltijo de plumas terrible...Veo a las pensionadas y estaban todas desplumadas, algunas heridas... se les habia acabado el mijo y se estaban fajando entre ellas...Con premura me puse a cambiarle el tazon vacio por uno lleno de mijo.No hice mas que meter la mano y se me vinieron todas al humo, bah, al mijo.Unas horas mas tarde me puse a retirar los corpses...Creo que sobrevivieron la mitad...pero en mal estado.Eso si, nada de CSI.Pozo y adentro.

    ReplyDelete
  7. Gabriel: ahora que lo mencionás recuerdo haber visto a unos de esos bichos alimentándose. Puajj.Mike: yo tampoco quiero parecer machista, pero cuarenta hembritas en una jaula ? Meu Deus !

    ReplyDelete
  8. No me simpatiza tu post! Ahora tengo la viva imagen del idiota comiendo tu cordero y de medio hamster en una jaula y Mike ahora tengo la imagen de 20 pajaritos muertos en una jaulota!Soy muy visual y muy sensible a estos asuntos :(

    ReplyDelete
  9. Lo siento mucho, Kuanyin, no fue la intención. Tienes que entender que me crié en una casa donde éramos todos varones, y estas cosas realmente no nos afectaban mucho...Lamento haberte hecho sentir mal.

    ReplyDelete
  10. ;) No pasa nada, me sacudiré las imagenes con besitos de Poky!Soy ridiculamente sensible a los animales :( Es un mega defecto (de los muchos que poseo orgullosamente)Un abrazo!

    ReplyDelete
  11. Despues de leer los comentarios de Kuanyn me da un poco de verguenza decirlo, pero cuando era chico, yo solia practicar "autopsias" en cuanto bicho caia en mis manos; lo malo del sunto en que en general caian en mis manos en perfecta salud...Me arrepiento, Señor...

    ReplyDelete
  12. I am thankful for Bruno's mom, too :) You should see them now - they are tearing the house up and running wild! I still can't comment on all of your posts - I don't know why.... I read that somewhere there is a huge doggie doo doo problem, so the city (I forget which) is going to start DNA testing on the poop and charge the owners! Your csi post made me think of this! Never mind catching criminals, lets test dog poo!

    ReplyDelete
  13. Poor Joaquin...We had a cat and a dog when I grew up. I was always a cat person, not a dog person, though dogs are nice. I just don't particularly like big dogs and my parents always tended to German Shepherds and St. Bernards.Aside from the usual pets we often had snakes and other critters that my sister brought home. And I had a partiality for clams...We still laugh about my many attempts at raising clams. I used to bring them home from the beach and put them in a fishbowl of tap water in my bedroom where they would expire in a matter of hours. I was convinced that they were "resting". My mother finally forbade me from bringing clams home so I would put the fishbowl in the doghouse where they would, needless to say, expire even faster AND stink to high heaven.One day some archaeologist will dig up my suburban back yard and marvel at the midden heap of clam shells.The dog never mentioned what he thought of finding a stinking bowl full of dead clams in his doghouse.

    ReplyDelete
  14. Kuanyin, lo siento si mi comment suscito alguna tristeza, pero es la realidad.Una anécdota mas de como cuando los varones, sobre todo, somos chicos tenemos un grado de sensibilidad un poco mas bajo que los seres humanos.Pero a la larga lo pagamos... siendo chico también, tirabamos con un rifle de aire comprimido al blanco. Por acá en esas épocas había mucha caza y uno quería ser parte de eso... Un día en mi casa apunté con ese rifle (que aun conservo) a una paloma silvestre, de puro malo nomás, y como para desgracia de la paloma tengo buena puntería... pam, abajo.Con la inconsciencia de un joven fui hasta la "presa" contento. hasta que la ví, tirada allí, inerte.Nunca más le volví a tirar a un bicho.

    ReplyDelete
  15. Los varones son terribles!!! ;)Honestamente el maltrato animal, desde que tengo uso de razon, es una cosa sensible para mi. Recuerdo cuando tenia 10, estabamos en el apartamento de un amigo y los chicos (ya veo que es un patron) se pusieron a jugar rudo con un gato y decidieron subir al primer piso a soltarlo y ver si caia de pie. Dejenme decirles que a pesar de ser malos, fueron caballeros porque les caí a golpes, que estoy segura que todavía se acuerdan, pero ellos ni un dedo me levantaron. El gato salió bien pero mis amigos terminaron con moretines.Se acuerdan del experimento de los sapos y el cerebro en la secundaria? En mi salón me aodiaron porque lloré tan duro que no pudieron ignorarme y cancelaron el experimiento ese dia y soltaron a los sapos en el patio. Y eso que de todos los animales, le tengo pánico a los sapos.Lamento haber sido la nota discordante, honestamente no era mi intención, pero me tocaron la fibra!Un abrazo

    ReplyDelete
  16. Claro..., pobres gatos, pajaritos, corderos, sapos, whatever... pero a mi quien me defiende???

    ReplyDelete
  17. Es que no todos los animalitos caen simpáticos, Fafa...

    ReplyDelete
  18. En mi libro todos los animales caen simpáticos asi que hasta a Fafa lo defiendo! Tu avisame Fafa, yo te defiendo!

    ReplyDelete

Please leave a message after the beep

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Created by MyFitnessPal - Free Calorie Counter
Share |