Buy at KW Empanadas!

Tuesday, November 20, 2007

The longest trip (Part 6)

WARNING: This post is VERY graphic. Read on at your own risk...

The ambulance trip to Buenos Aires went OK...until we arrived to Buenos Aires. The streets were terrible, and I felt the pain of every single pothole. And this considering that the driver was being extra cautious, as he could hear my pain.

We made it to the hospital, and I was sent straight to the CT Scan room. I laid on the cold table for more than an hour, naked and in excruciating pain, while they were trying to find a vein first and then acquiring the images. They injected me a fluid, and since they couldn't find a vein in my arms, it went through the back of my hand. It was very funny (funny?) to listen to the technician preventing me about the effects of this fluid I was being injected:

"OK, now you will feel a slight itch in the groin area"
(What I really felt was about a thousand piranhas chewing on my...privates)
"But the itch will last about 30 seconds and then it will go away"
(And yes, it disappeared as fast as it had appeared)
"Then you might feel just a little bit dizzy"
(OK, now I'm inside of a gyroscope, that's spinning around on top of a ship, which is in turn fighting a hurricane while on top of a carousel)
"But that will go away soon as well"
(It does)
And so on...

I finally got out, still bloodied and bruised and wearing a neck brace. As I was being sent to the Urgent Care Unit to join Gaby, my co-workers started to arrive. Among them was Laura, who was also a friend of mine, since we had gone to college together. Funny thing, we had been both told that we were the two candidates for a promotion, and the 'winner' was going to be announced in February. From that moment, we both had been blatantly sucking up to everybody, also trying to make the other one look bad with casual comments. Nothing more than a game, which everybody had understood and laughed about so far. I saw Laura, and she came to me looking really worried. In the middle of my extreme pain, I found the strength to say: "Laura, the promotion is yours. I give up, I never imagined you would go this far..."

I wonder what other people around must have thought.

I joined Gaby briefly, and we were 'roomates' for the rest of the day. The nurses wanted me to pee, but there was no way I would do it, not in public! They kept asking me to no avail, until one said "Well, we will have to 'drain' him" Curious, I asked how they would do that. They told me. I believe I produced about 2 litres of pee within the next five minutes.

I was told that I had broken my right acetabulum, which is the socket where the femur bone meets with the pelvis (hence forming the hip joint). The fracture was of about .7 cm so I was going to be admitted; they sent me to a room, while Gaby stayed there. She was complaining about her left wrist (which was found to be broken), but also had a bad looking bruise around her chest and belly, where the seatbelt was. They would keep her there for a couple days, to make sure that the baby was OK.

Meantime, the doctors told me that I needed 'skeletal traction' to fix my hip. I asked what it was and they told me "Have you watched the Silvester and Tweety cartoons, when Silvester has a broken leg and it hangs from a rope? Well, pretty much like that..." I have to warn you, the next part is VERY graphic, and it's definitely not for the weak of stomach.

In order to perform the skeletal traction, they drill a hole into your femur bone, and send a piece of metal through your leg. A rope is tied to it, and a weight is tied to the other end. They lift your leg and send the rope up through a pulley. This way, the femur bone is pushed forward and the ligaments force the broken acetabulum to close without having to perform surgery (here's a graphic that is similar, though they drilled on the tibia instead of the femur). I was told that this is efective in about 10% of the cases, and that in that case I might be able to walk again in about a year. It wasn't my case, but we didn't know that yet.

If you haven't made you feel sick already, how about this: the anesthesia had almost no effect, so yes, I FELT EVERYTHING. I screamed off the top of my lungs, begging them to stop, but the idiotic doctor told me "it's all in your head, there is no way you can be feeling this" while he was drilling a hole through my very much esteemed right leg. Oh, but that's not all! After having reached the bone for the first time, he realized the angle was wrong so he pulled out and went in again from a different spot! So now I have two holes on the inside of my leg, but only one on the outside.

The pain was so overwhelming that I grabbed the doctor by his clothes and told him, after having insulted him and his ancestors all the way back to Ancient Greece "You stop this now. I rather have my leg cut off than endure one more minute of this, you hear me?" I was completely out of my mind. That's when he told me he had finished. He put the rope, weight, etc, and soon he left.

You could say I passed out due to the pain, and when I 'came back online' the following day, I had a fever in excess of 105 ºF (41º C). I spent that whole day dazed and confused. Things weren't looking well at all for me.

(Continued)

(Continúa de aquí)

ATENCION: Este post es MUY gráfico. Lea bajo su propia responsabilidad.

El viaje a Buenos Aires en ambulancia estuvo bien... hasta que llegamos a Buenos Aires. Las calles estaban en un estado terrible, y sentí el dolor de cada bache. Y todo esto considerando que el conductor estaba siendo especialmente cuidadoso, porque escuchaba mis gritos de dolor.

Llegamos al hospital y me enviaron derecho a la sala de tomografías. Yací en la friísima mesa por más de una hora, desnudo y presa de un dolor inmenso, mientras trataban primero de encontrarme una vena y luego de tomar las imágenes. Me inyectaron un líquido, y como no podían encontrar una vena en mis brazos, me lo dieron a través de mi mano. Fue divertido (fue?) escuchar al técnico prevenirme acerca de los efectos del fluído que me estaban inyectando:

"OK, vas a sentir un ligero escozor en la zona inguinal"
(Y yo sentía un ejército de pirañas masticando mis ...partes privadas)
"Pero así como vino, el escozor se va en 30 segundos"
(Y sí, desapareció tan rápido como vino)
"Ahora vas a sentir un pequeño mareo"
(OK, estoy dentro de un trompo, que gira en la cubierta de un barco que está combatiendo un huracán mientras está encima de una calesita).
"Pero esa sensación también se pasa rápido"
(Bum. Listo)
Y así seguimos...

Finalmente salí, aún ensangrentado, entumcedido y con el collar ortopédico. Me estaban llevando a la sala de Cuidados de Urgencia (donde estaba Gaby) cuando mis compañeros de trabajo comenzaron a llegar. Entre ellos estaba Laura, quien también era amiga mía, ya que habíamos ido a la universidad juntos. Lo gracioso era que no habían comunicado a ambos que eramos los dos candidatos a una promoción, que iba a ser anunciada en Febrero. Desde ese momento, los dos nos habíamos dedicado a adular de manera descarada a nuestros superiores, asegurándonos también de dejar mal parado al otro en el proceso con comentarios al pasar. Nada más que un juego, lo que todos entendieron y hasta celebraron. La ví a Laura y ella se acercó visiblemente preocupada. En medio de mi dolor, le dije: "Laura, el ascenso es tuyo. A este precio no peleo más, jamás pensé que llegarías tan lejos..."

Me pregunto qué pensaron los que estaban a nuestro alrededor.

Me reencontré con Gaby arriba y fuimos 'roomates' por el resto del día. Las enfermeras querían que yo hiciera pis, pero yo no iba a hacerlo de ninguna manera, no en público! Me siguieron preguntando, pero sin resultado, hasta que dijeron "Bueno, va a haber que ponerle una sonda" Curioso, pregunté cómo funcionaba eso. Me explicaron. Creo que produje 2 litros de pis en los siguientes cinco minutos.

Me anunciaron que me había roto mi acetábulo derecho, que es el lugar en donde el fémur se inserta en la pelvis (formando la articulación de la cadera). La fractura era de unos 0.7 cm, así que yo iba a ser admitido; me enviaron a una habitación, mientras Gaby se quedó allí. Ella se quejaba del dolor en una muñeca (que después se comprobó que estaba rota), pero también tenía un hematoma que lucía muy mal atravesando su pecho y panza, donde su cinturón de seguridad estaba. La mantuvieron en observación por un par de días, para asegurarse de que el bebé estuviese bien.

Mientras, los doctores me dijeron que precisaban hacer una 'tracción esquelética' para arreglar mi cadera. Pregunté qué era y me respondieron "Viste los dibujitos de Silvestre y Tweety, cuando Silvestre se rompe una pata y se la cuelgan de una soga? Bueno, es más o menos como éso..." Tengo que prevenirles de nuevo, la parte que sigue es MUY gráfica, definitivamente no para el flojo de estómago.

Para poder hacer la tracción esquelética, hay que taladrar un agujero en el hueso fémur y luego enviar una pieza de metal por allí. Se le ata una soga de un lado y una pesa del otro. Levantan su pierna y pasan la soga a través de una polea. De esta manera, el fémur es empujado hacia adelante, y los ligamentos fuerzan al acetábulo a cerrarse sin tener que recurrir a la cirugía (Aquí hay un gráfico que ilustra un procedimiento similar, aunque en este caso perforaron la tibia en lugar del fémur). Me dijeron que este procedimiento era efectivo en algo así como el 10% de los casos, y que tal vez volvería a caminar en alrededor de un año. No era mi caso, pero no sabía eso aún.

Si aún no los descompue, qué tal ésto: La anestesia no me hizo efecto, así que sí, SENTI TODO. Gritaba lo más fuerte que podía, rogándole que pararan, pero el idiota del doctor replicaba: "te estás imaginando todo, no puede ser que estés sintiendo esto" mientras agujereaba my muy estimada pierna derecha. Ah, pero eso no es todo! Luego de haber llegado al hueso por primera vez, se dio cuenta de que había entrado en un ángulo incorrecto, así que sacó la mecha y volvió a perforar desde otro punto! Es por eso que tengo dos agujeros del lado de adentro de mi pierna, pero uno solo del de afuera.

El dolor fue tan intenso que tomé al doctor de su delantal y después de haberlo insultado hasta sus ancestros de la Grecia Antigua, le dije: "Ya mismo parás con esto. Prefiero que me corten la pierna antes que seguir con esto un minuto más, me escucha?". Estaba completamente fuera de sí. En ese momento el doctor me dijo que había terminado. Instaló la cuerda, la roldanita, etc y se fue enseguida.

Yo creo que me semi-desmayé del dolor, y para cuando volví en mí al día siguiente, tenía una fiebre de más de 105 ºF (41º C). Me pasé el día confundido y mareado. Las cosas no lucían para nada bien para mí.

(Continuará)

10 comments:

  1. 2 comments:
    1) Tendrías que sumar a la lista de cosas increíbles el hecho de que estuvieran llevando cinturón de seguridad. No son tantos años atrás, pero en es época la mayoría de la gente no los usaba! (y menos en un auto viejo que ni siquiera eran de esos "retraíbles")
    2) A una amiga le tuvieron que hacer lo mismo y es totalmente impresionante. Y tu médico un hdp... para matarlo!!!

    ReplyDelete
  2. OMG. That is one of my biggest nightmares. Why couldn't they just put you to sleep and do that awful procedure while you were sleeping?
    What a nightmare...All that you were enduring, and you must have been out of your mind with worry about Gaby.

    ReplyDelete
  3. Mira flaco... debe ser la tercera vez que me contas esto y todavía me sigo revolviendo en la silla como si me perforaran a mi! LPQLP!!

    ReplyDelete
  4. Paola, tenés razón, siempre tuve en mente agregar el hecho de que usábamos cinturón porque en esa época éramos los bichos raros, y me olvidé. Aún viviendo allí, yo no arrancaba el auto si alguno de mis pasajeros no se colocaba el cinturón, y lo sigo haciendo...

    Biddie, I still don't know why they didn't put me to sleep that time but I wished they had. And yes, I was just desperate about Gaby, I barely slept for two days...

    Guillermo, lo curioso es que a mí no me pasa, pero me hablás de una herida en las rodillas o los pies y me frunzo todo...

    ReplyDelete
  5. Esta bueno el relato del accidente, te olvidaste de poner que no bien me entere agarre el auto y vole de Necochea a BsAs a verlos...y que cuando te agujerearon la pata yo estaba afuera de la habitacion... escuchando tus gritos y el ruido del taladro...y que me tuvieron que agarrar para no cagar a trompadas a enfermeros, medicos, pacientes, plantas o lo que hubiera en ese momento!

    En cuanto a lo de Juan, adhiero en todo, ni te imaginas como lo extraño...(a todos tambien)

    ReplyDelete
  6. Tu mama la olvidadaNov 21, 2007, 9:16:00 AM

    Noto en tu historia que te olvidaste de redactar que tu mama cuando se entero salio freneticamente desde Buenos Aires con auto prestado a buscarte por los hospitales de La Plata hasta que te encontro en la guardia a la madrugada de ese terrible dia...

    Me encanto lo que escribiste de mi nieto"carinioso" realmente es asi.Y yo estoy muy orgullosa del sentimiento generoso y ardiente de amor de mi Juanchi(se parece a su tio Martin..de acuerdo?)

    ReplyDelete
  7. Martín, Mamá,les pasé los comentarios aquí así todos los demás pueden leerlos.

    En el post de esta noche pensaba hablar de todos los que vinieron desde Necochea, etc, así que algo de eso va a haber.

    Con respecto a Martín afuera de mi habitación mientras me agujereaban y Mamá buscándome por todos lados, perdón, pero no recordaba ninguna de las dos cosas. No se olviden que esto pasó hace casi 13 años, y digamos que no estaba en el mejor de los estados. Me sorprende muchísimo todo lo que me acuerdo, sin embargo. No se preocupen, que de ambos voy a hablar en los post futuros. Ya subí las fotos de mi cumple en el hospital y todo.

    Con respecto a Juan, coincido con Mamá y lo hablábamos con Gaby esta misma mañana. Santiago no podría tener un padrino más parecido a él en Paco, pero Juan es definitivamente Martín en miniatura. Anoche dijo que es de Boca porque Vélez 'espesta' (apesta). Es un aparato.

    Ahora escribo más sobre Juan...

    Es bueno saber que me leen! Pensé que nadie de la flia lo hacía, hasta que Paco empezó a comentar...
    :-(

    ReplyDelete
  8. With that much pain I'm sure you really wished you had been "put to sleep"
    LOL
    ;)

    ReplyDelete
  9. Dale quee stoy esperando el resto... A mi Juan tambien le decimos Juanchi.. y por lo que leo tienes mucha similitud... será que la cosa viene con el nombre????

    ReplyDelete
  10. Para agregar a todo esto, debo decir que Gaby mientras estaba con sus clavos y la pierna colgada de un gancho, pidio al banco que le trajeran una compu a la clinica para poder seguir trabajando.
    En ese momento en el banco lo acusaron de accidentarse "a proposito" para no ir a laburar...

    ReplyDelete

Please leave a message after the beep

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Created by MyFitnessPal - Free Calorie Counter
Share |