Buy at KW Empanadas!

Thursday, November 29, 2007

The longest trip (Part 11)

(Continues from here)

I was home now, and it was time to start adapting to the new life. Gaby had to go back to work, so I would be alone most of the time. I was on an orthopaedic bed which was right beside ours, against the wall. I could not move at all, so all I would do was to watch TV. I had a 'route' and would watch the same shows every day, from 7:00 AM till midnight or past.

The kind of person I'm lucky to share my live with became even more evident during these days. Gaby was not only back to work, she was also taking care of me; and she was doing all this while on her sixth month of pregnancy and with a cast on her left arm. I felt sorry for her -and a little embarrassed too-, so we called a nurse. A gentleman came, washed me, applied a blood thinner injection I was getting on my belly every day (it hurt as much as a mosquito bite would), etc., etc. Then he gave us the bill. That was the first and last time we ever saw him, as Gaby took over the following day, and she actually liked giving me those little shots in my belly.

Gaby would leave in the morning, come back to prepare me lunch, leave again, come back at mid afternoon to check on me, then back again until around 9PM. Her store was about 20 blocks away, but still, I have no words to describe the love, patience and support I got from my wife. I would call her occasionally and tell her things like "Gaby, whenever you have time, if you could please come home... the remote control fell off the bed and I can't watch TV".

People sometimes asks us what is our secret. We've been together for over 17 years, and we seem to be closer (and stronger) as a couple everyday. Well, how couldn't you, when you're with somebody like my wife? She's a perfect mother, a perfect wife, and my best friend. I'm the luckiest guy in the world. I have said repeatedly that I owe a lot to many people, but the truth is that without her, I would have -or be- nothing.

Oh, there must be something good about me too. And I'm sure that it will become evident with the years... :-)

Weird things happened to me and my body while in bed. My right leg shrunk to the point that it was as thick as my arm (or less!). At the same time, it became extremely sensitive to touch, especially my foot. The mere touch of my bedsheets would make me jump as if a thousand needles were piercing my skin. I could lay on my back, or turn to my right side, but if I turned to my left side I would get so dizzy that I would have to grab the bed so I would not fall (or at least that what I felt). Still, I would tell Gaby "I'm going out for a walk" occasionally, that meaning that I would rest on my left side, my eyes looking at the wall for a while.

Things at work weren't going well. Our project was running behind schedule, and it soon became the time to find a scapegoat. Who better than the guy who wasn't around? A few of my co-workers started to call me, and tell me "you would not believe what they have blamed you for today", "they" being that stupid guy who refused to believe I was OK, his girlfriend and our boss (whom I thought were involved in some weird love triangle). The situation became so bad, that they started to believe their own lies, so it wasn't strange to have my boss coming to see me on a Sunday morning, because 'she needed to talk to me'.

Basically, she told me that I had to think about my job, and especially my commitment. I needed to 'focus' because the quality of my work wasn't up to par, and she kept going. I let her talk for a while, until I just had it. Then it was my turn to speak:

"Look at me, what do you see? I'm in an orthopaedic bed, and I've been here for almost two months now. I cannot get up. I cannot go to the washroom. My back hurts and bleeds due to my position. All I do is lay on my back and read or watch TV all day".

"My wife is seven months pregnant, and she comes exhausted from having worked more than 12 hours to wipe my butt. I'm not sure if I'm going to be able to walk again yet, and if I do, I don't know if I'll be able to do it normally, let alone run".

"AND YOU'RE ASKING ME TO THINK ABOUT MY JOB?"


"Here, this is the key to the front door. When you close it, please pass it to me through this little window here. Have a great day".

I didn't see that idiot again; of course, that also pretty much meant that I didn't have a job anymore...

(To continue here)

(Continúa de aquí)

Ya estaba de vuelta en casa, y era el momento de adaptarme a mi 'nueva' vida. Gaby tenía que volver a trabajar, así que yo iba a estar solo la mayoría del tiempo. Estaba en una cama ortopédica que estaba al lado de nuestra cama, contra la pared. Yo no podía moverme, así que todo lo que podía hacer en todo el día era mirar TV. Me había armado una 'ruta' y miraba los mismos programas todos los días, desde las siete de la mañana hasta la medianoche o más tarde.

La clase de persona con la que tengo la suerte de compartir mi vida se hizo más evidente durante estos días. Gaby no sólo había vuelto a trabajar, sino que también se ocupaba de mí; y hacía todo esto durante su sexto mes de embarazo, y con un yeso en su brazo izquierdo. Me dio pena -y un poco de vergüenza- por ella, así que llamamos a un enfermero. El vino, me bañó, me dio una inyección subcutánea en mi barriga (un anti-coagulante que me tenían que dar todos los días y dolía tanto como una picadura de mosquito), etc. Después nos cobró. Esa fue la primera y última vez que lo vimos, porque Gaby se hizo cargo a partir del siguiente día, y hasta le gustaba darme esa pequeña inyección en la panza.

Gaby se iba a la mañana, volvía al mediodía a prepararme el almuerzo, se iba de nuevo, volvía a la media tarde a verme, y luego de vuelta a trabajar hasta eso de las 9PM. Su negocio estaría a sólo 20 cuadras de distancia, pero de todos modos no tengo palabras para describir el amor, la paciencia y el apoyo que tuve de parte de mi esposa. A veces la tenía que llamar al trabajo y decirle cosas como "Gaby, cuando tengas tiempo, si podés pasar por casa... se me cayó el control remoto de la cama y no puedo mirar TV".

A veces nos preguntan cuál es nuestro secreto. Estamos juntos desde hace 17 años, y cada vez parecemos más cercanos (y más fuertes) como pareja. Bien, cómo no estarlo, cuando uno tiene a su lado alguien como mi esposa? Es una gran madre, una esposa perfecta y mi mejor amiga. Soy el tipo más afortunado del mundo. Siempre digo que le debo mucho a mucha gente, pero la verdad es que sin Gaby yo no tendría -ni sería- nada.

Oh, pero también debe haber algo bueno acerca de mí también. Y estoy seguro de que con los años nos vamos a enterar de qué es... :-)

Me estaban pasando cosas muy extrañas mientras estaba en la cama. Mi pierna derecha se encogió hasta que quedó del grosor de mi brazo (o menos!). Al mismo tiempo, se volvió extremadamente sensible al tacto, especialmente mi pie. El mero roce de las sábanas me hacía saltar por los aires como si me hubiesen atravesado miles de agujas. Podía reposar boca arriba, o girar hacia mi derecha, pero si giraba a la izquierda me mareaba de tal forma que me tenía que aferrar a la cama para no caerme de ella (o al menos así me sentía). Así y todo, a veces le decía a Gaby "me voy a dar una vuelta", lo que significaba que iba a reposar un rato sobre mi lado izquierdo, con los ojos pegados a la pared.

Las cosas en el trabajo no iban bien. Nuestro proyecto estaba atrasado, y pronto se hizo tiempo de buscar un chivo expiatorio. Y quién mejor que el tipo que no estaba allí? Algunos de mis compañeros me llamaban y me decían "No vas a creer de que te echaron la culpa hoy", refiriendose al estúpido que se había puesto tan violento al verme bien, su novia y nuestra jefa (a quien yo creía parte de un extraño triángulo amoroso con los otros dos). La situación se puso tan mala, que éstos empezaron a creer en sus propias mentiras, por lo que no extrañó que mi jefa viniera a verme un domingo a la mañana, porque 'tenía que hablar conmigo'.

Básicamente, me dijo que tenía que pensar en mi trabajo, y especialmente en mi compromiso con él. Que necesitaba enfocarme porque la calidad de mi trabajo estaba dejando que desear, y siguió y siguió. Yo la dejé hablar por un tiempo, hasta que me harté. Entonces fue mi turno de hablar:

"Mirame, qué es lo que ves? Estoy en una cama ortopédica, y ya llevo casi dos meses aquí. No me puedo levantar. No puedo ir al baño. Mi espalda duele, y sangra debido a mi posición. Todo lo que puedo hacer es estar panza arriba y mirar TV o leer un libro".

"Mi esposa está embarazada de siete meses y vuelve todos los días, reventada de cansancio despues de haber trabajado más de 12 horas, a limpiar mi... trasero. No sé si voy a poder caminar aún, y si lo hago, si voy a poder caminar normalmente o incluso correr".

"Y VOS ME PEDIS QUE ME PONGA A PENSAR EN MI TRABAJO?"

"Acá está la llave de la puerta de calle. Cuando la cerrés, pasámela por la ventanita de esta puerta, que yo la agarro. Que tengas un buen día".

Esa fue la última vez que vi a esta imbécil; por supuesto, esto también significaba que ya no tenía trabajo...

(Continuará aquí)

5 comments:

  1. ¡Grande Gaby!
    Ese es el gran aporte que se le hace a Canadá, ¡estas formidables mujeres que tenemos!
    Parecen Superwoman, no se como se las arreglan para trabajar, atender la casa, lidiar con los chicos, la escuela, soportarnos a nosotros ...
    ¿Sexo débil?

    ReplyDelete
  2. Jorge, parafraseando al inmortal Alberto Olmedo: "Sexo débil, de acá!"

    (Tal vez esto fue muy 'argentino')

    ReplyDelete
  3. Alberto Olmedo y el Gordo Porcel, ¡Inolvidables!
    Permíteme agregar algo a lo anteriormente expuesto:
    Ellas viven en promedio aproximadamente 10 años mas que nosotros.
    Pueden soportar los dolores mas fuertes que puede tener un ser humano (el parto).
    Se hacen cargo de sus hijos y enfrentan la vida solas. Hay miles de casos en América Latina.
    ...Van voluntariamente al dentista.

    ReplyDelete
  4. Wow!
    Hasta ahora no habia leido lo del longest trip... (falta la parte 12, al menos el link is dead).
    Parafraseando a los arriba nombrados... "siempre que llovio, paro".

    ReplyDelete
  5. Ya lo arreglé, Mike. Que lo parió, hice lo mismo con la otra historia ("Coming to Canada"). Me alegro que te haya gustado...

    ReplyDelete

Please leave a message after the beep

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Created by MyFitnessPal - Free Calorie Counter
Share |