Buy at KW Empanadas!

Tuesday, October 01, 2013

Silly Monkey Stories #234 – Locked inside

(En español más abajo)
 
Canada29/Sep/2013 – Florencia (9) and Juan (14)
 
I had to run some errands on Sunday and I asked Flor if she wanted to come with me. To my surprise, she said ‘Yes’. I mean that because this is what I had to do: go to the post office and then drive by Sears to remind them that they needed to give me a discount on a fridge I recently purchased… exciting, huh?
 
We got home and I quickly got off the car, as Florencia was getting ready to do that as well. Went inside, began to prepare lunch, and a few minutes later I began to wonder where my little one was, because I couldn’t hear her. I went back outside, and there she was, still in the car, listening to Radio Disney with Juan.
 
But she was crying!
 
I opened the door, asked her what happened, and this is what I got from both of them:
 
- Why are you crying?
- (sobbing) Because you left, and you closed the car, and I couldn’t open my door. I started to call Juan, but he couldn’t hear me, so I turned on the radio REALLY loud, and then he came, and then both of us got stuck inside!
- Wh… How?
- Because you can’t open the door from inside!!

I checked, and yes, I had accidentally pressed the ‘Child lock’ button. But I have more questions, of course, and they were all very obvious.
 
- But how come Juan is locked inside too?
- Well, when Florencia said she couldn’t open the door from inside I wanted to see myself…
- Why wouldn’t you open the door, let her out and then go check?
- …
- And this one is for both of you: how come none of the two thought about opening any of the two front doors, knowing that they don’t have child lock protection??!!
 
Their faces said everything. It was a very long lunch for them, with me, Gaby, Santi (yes, he was home for the weekend) and Caro all still laughing…
 
131001-202335 
 
Argentina29/Sep/2013 –  Florencia (9) y Juan (14)
 
Tuve que hacer algunos mandados el domingo y le pedí a Flor si quería venir conmigo. Para mi sorpresa dijo que sí. Digo esto porque lo que tenía que hacer era ir al correo y luego pasar por Sears para recordarles que me tenían que hacer un descuento en la heladera que compré hace poco… bien entretenido, no?
 
Llegamos a casa, y me bajé rápido del auto, mientras Flor también se aprontaba. Entré, comencé a preparar el almuerzo, pero unos minutos más tarde comencé a preguntarme dónde estaría mi pequeña, porque no la podía escuchar. Volví a salir, y allí estaba, todavía en el auto, escuchando Radio Disney a todo lo que daba con Juan.
 
Pero estaba llorando!
 
Abrí la puerta y le pregunté qué pasaba, y esta es la increíble conversación que tuve:
 
- Por qué llorás?
- (moqueando) Porque te fuiste y cerraste el auto, y yo no podía abrir mi puerta. Lo llamaba a Juan pero él no me escuchaba, así que puse la radio MUY fuerte y entonces vino, y entonces los dos nos quedamos encerrados!
- Pe… Cómo?
- Porque no se pueden abrir las puertas desde adentro!!

Chequeé, y sí, había apretado accidentalmente el botón de protección para chicos. Pero igual tenía más preguntas para hacer, y eran muy obvias.
 
- Pero cómo puede ser que Juan también esté encerrado?
- Bueno, cuando Flor me dijo que no podía abrir la puerta yo quise comprobar por mí mismo…
- Pero cuando abriste, por qué no la dejaste salir a ella antes de chequear?
- …
- Y esta pregunta es para los dos: cómo puede ser que a ninguno se le haya ocurrido abrir una de las dos puertas delanteras, sabiendo que no tienen protección para chicos???!!!
 
Sus caras lo dijeron todo. Fue un almuerzo muy largo para ellos, con Gaby, Santi (que vino por el fin de semana) Caro y yo muertos de la risa…
 
Technorati Tags:

1 comment:

  1. Que peligro! justo hace unos meses leí sobre algo parecido, pero la chica no tuvo tanta suerte de que alguien la rescatara (estaba en un estacionamiento).

    ReplyDelete

Please leave a message after the beep

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Created by MyFitnessPal - Free Calorie Counter
Share |