Buy at KW Empanadas!

Friday, September 09, 2011

We’re all for the glory – Part 01/03

USASometimes I feel that Santi has been playing soccer forever. The truth is that even though he started just one year after we got here, he started to play 'Rep' soccer (competitive) in 2004, when he was nine years old. Well, that was seven years ago, it's a lot of time!
 
Throughout these past eight seasons, I witnessed Santi’s transformation from a kid who just loved soccer and would show it by running the whole game as if he had unlimited energy, scoring as many goals as he was making big mistakes, to the extremely fit, very talented, absolutely stunning player he is today. The good thing for him is that he has of course improved a lot throughout the years, but he has kept the one attribute that has always separated from the rest: his drive, that incredible heart (well, we would probably say cojones) that allows him to play every minute of every single game with the same intensity, whether we’re winning 5-0, or losing by the same score.
 
IMG_9290
Brantford, Ontario – August/2005 
 
There were good years, and there were bad years. Some were very bad, actually. There was a time when we had to play against the best teams in the province, and our goal was not to lose by double digits!!! The only guy we could put in net for those games was Santi, because everybody else would either refuse to be the goalkeeper, break down after the third or fourth goal and ask to leave or… they just wouldn’t show up at all!
 
 

Sarnia, Ontario – May/2008 
 
But Santi kept working hard, and soon it was evident that he was more than ready to play for our “A” team. He chose, however, to play with his friends for one more season, and that was his best until then, with 26 goals in about 18 games. He moved up, eventually, but had a disappointing season (for him, his stats weren’t bad at all), so he decided to go back to the Panthers (our “B” team). The following year (2009), Santi had such a strong, dominating season that there was no other way than to promote him again (he even scored every time he was called up by the “A” team!).
 
I was very happy, because even though Santi was more comfortable playing with his longtime friends, it seemed to me that he was hurting his chances by playing in a Level 5 league; I was aware of some kids he had played against before, who were already playing at the highest level (Ontario Youth Soccer League or ‘Level 1’). Our “A” team was playing in Level 3,  that was good enough as well. This time I had to talk to him and made him realize that he needed to move up for good if he wanted to go anywhere with this soccer thing.
 
He did, and he had an explosive performance last year. If you are a frequent reader, you probably remember my stories about him scoring an incredible amount of goals, winning tournaments and doing extremely well in our league. It seemed like he had finally found his place and was ready to make the most of it. Our team didn’t end doing so well in the end (we lost some incredible games) but there was some hope. I kept wondering “Will he ever get the chance to play at the highest level? Will I ever see Santi play in OYSL?”
 

Windsor, Ontario – May/2010
 
 
He got a huge chance last winter, when the very powerful London team extended him an invitation to try out (that was the only way a player could make that team). He didn’t disappoint at all, and the manager soon told me they were interested in having him. Santi declined, however, because it was too big of a commitment, and too big of a sacrifice (for both of us) to drive 100 km and back three times a week for practices (plus the games!). I thought we had let the very last opportunity pass…
 
But our team looked very strong right from the beginning this year, and we soon took a big lead, as we won our first six games in a row. The dream was getting closer and closer. With just four games to go, it looked like we were there. We just needed two points out of six in the next two games to secure promotion. And then we had two more games!!! 
 
We were so full of confidence! That was our mistake… Wait until you read what happened next!
 
(To be continued here)
 
Waterloo_Panthers_2004
Waterloo Panthers, 2004 – Four of these kids are still playing together today!
Waterloo Panthers, 2004 – Cuatro de estos chicos aún juegan juntos hoy!
 
 
 
Argentina
A veces siento que Santi ha jugado al fútbol desde que nació. La verdad es que si bien comenzó aquí un año después de que llegamos, él comenzó a jugar ‘Rep’ (fútbol competitivo) en 2004, cuando tenía nueve años. Bueno, son siete años (u ocho temporadas), es un montón de tiempo!
 
Durante estas temporadas, he visto cómo Santi pasó de ser ese chico que amaba el fútbol y lo mostraba corriendo endemoniado por toda la cancha, como si tuviera energía infinita, haciendo tantos goles como cagadas se mandaba, a ser este jugador extremadamente talentoso, con un estado físico envidiable y de un virtuosismo fantástico que es hoy. Lo bueno es que si bien mejoró muchísimo con los años, también conservó ese atributo que lo ha separado del resto siempre: su garra, ese corazón increíble (bueno, nosotros diríamos huevos) que le permiten jugar cada minuto de cada partido con la misma intensidad, ya sea que vamos ganando 5-0 o perdiendo por el mismo resultado.
 

This picture is from 2007. These two played against each other again just last week!
Esta foto es de 2007. Estos dos jugaron en contra de nuevo la semana pasada!
 
 
Hubo años buenos, y también hubo malos. Algunos fueron muy malos, en realidad. Hubo una temporada en la que nos tocó jugar contra los mejores equipos de la provincia, y la diferencia de categorías era tan brutal que nuestro objetivo (cumplido) fue el de no perder contra ninguno por más de nueve goles!! El único al que podíamos poner en el arco para esos partidos era Santi, porque los demás nenes o se negaban a jugar de arquero, o se ponían a llorar luego del tercero o cuarto gol y pedían salir o… ni siquiera aparecían por la cancha ese día!
 
Pero Santi siguió trabajando duro, y pronto se hizo evidente que ya estaba más que listo para jugar para nuestro equipo “A”. Eligió, sin embargo, seguir jugando con sus amigos por una temporada más, y esa fue la mejor hasta entonces, ya que hizo 26 goles en 18 partidos. Eventualmente subió de categoría, pero tuvo una temporada decepcionante (para él, porque sus estadísticas fueron buenas) y decidió volver a los Panthers (el equipo “B”). El siguiente año (2009), Santi tuvo una temporada tan dominante que no hubo otro camino que el de promoverlo otra vez (si hasta había hecho goles cada vez que lo llamaron como refuerzo del equipo “A”!)
 

St. Catharines, Ontario – Aug/2010 
 
Yo estaba contento, porque si bien Santi estaba más cómodo jugando con sus amigos, a mí me parecía que perjudicaba sus chances al jugar en una Liga de Nivel 5; yo ya sabía de algunos chicos contra los que había jugado años atrás que ya estaban jugando al nivel más alto (La Liga 1 de Ontario Youth Soccer). Nuestro equipo “A” jugaba en Nivel 3, lo que era bueno también (no hay Nivel 2 a esta edad). Esta vez sí hablé con el y lo hice caer en la cuenta de que necesitaba subir y quedarse allí si quería llegar a algún lado con esta carrera futbolística.
 
Así lo hizo, y el año pasado realmente explotó. Si ustedes leen este blog con frecuencia, probablemente recuerden mis historias sobre la increíble cantidad de goles que anotó, los torneos que ganó y lo bien que jugó en la liga. Parecía que finalmente había encontrado su lugar y estaba dispuesto a aprovechar su oportunidad. Nuestro equipo terminó cayéndose un poco al final (perdimos algunos partidos increíbles) pero había esperanza. Yo me preguntaba Tendrá alguna vez la chance de jugar en Level 1? Lo veré a Santi alguna vez jugar en OYSL?”
 
P1010177 Sarnia, Ontario – May/2009
 
Tuvo una gran chance el invierno pasado, cuando el poderoso equipo de London lo invitó a una prueba (ésa era la única forma de entrar a ese equipo). No decepcionó para nada, y el manager me hizo saber pronto que estaban interesados en él. Santi declinó unirse a ellos, sin embargo, porque pensó que era un compromiso muy grande, y un gran sacrificio (para ambos) el de hacer 100 km de ida y otros tantos de vuelta, tres veces por semana, para las prácticas (y luego estaban los partidos!). Pensé que habíamos dejado pasar el último tren…
 
Pero nuestro equipo lució más fuerte que nunca al principio de esta temporada, y pronto sacamos una gran ventaja, al ganar los primeros seis partidos. El sueño se acercaba cada vez más. Con sólo cuatro partidos por jugar, parecía que ya estábamos “ahí”. Sólo necesitábamos dos puntos de seis en los siguientes dos partidos para asegurar la promoción. Y después de eso, todavía nos quedaban dos partidos más!!!
 
Estábamos llenos de confianza. Y ese fue nuestro error… No van a creer lo que pasó después!
 
(Continúa aquí)
 
 
 
Technorati Tags: ,

3 comments:

  1. Espectacular.
    Y me alegro mucho por el y por vos, especialmente.
    Viendo la primera foto nomas ya te das cuenta de lo que es como jugador. La frente en alto, la mirada puesta en lo que va a hacer, la pelorta dominada.
    SAnti es en esa foto el prototipo del crack.
    Me corro un paso al costado del amigo, y te lo analizo desde mi punto de vista objetivo de periodista deportivo amateur, luego de ver tanto futbol... si yo hubiese ido a ver ese partido del 2005, sin duda alguna y solamente por esa imagen ya hubiera escrito una nota titulada "el crack del mañana".
    Suerte.

    ReplyDelete
  2. Ehhh, no vale cortar el post asi!!!

    ReplyDelete
  3. Mike, yo no pierdo las esperanzas. Pronto habrá una nota sobre Santi, mejor que las que hago yo. Y si la escribís vos, mejor

    Lore, sabés bien lo guacho que soy. No sabés lo que me pasó, escribí toda la segunda parte en mi blackberry durante mi vuelo de vuelta a casa... y perdi todo por grabar el nombre con la barra del '02/03'!! Tuve que escribir todo de nuevo, lpqlp

    ReplyDelete

Please leave a message after the beep

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Created by MyFitnessPal - Free Calorie Counter
Share |