Buy at KW Empanadas!

Friday, July 01, 2011

My driver’s license

(En español más abajo)
 
CanadaWe were having dinner with some good friends on Monday and somehow we ended talking about how each one of us got their driver's license in Argentina. It turned out that none of us had gone through... Um... let's say the normal channels.

Here's my story: I was 19, and though I had never been interested in having my driver's license until then, I decided to get mine for the best possible reason: to impress a girl. Knowing that it would be impossible to get an appointment and then pass the test in Buenos Aires, I decided that I would do that in Necochea.

Now, I don't know how it is these days, but back then it was all about knowing somebody. There would always be someone in the family who knew somebody who would speed things for you, or even better, get you a driver's license, no test requited, no questions asked.

Many people I know got theirs that way, but it wasn't my case. I did, however, enlisted the services of my uncle to go take the test in Quequén, my hometown's twin sister across the river.

After having practiced by myself for a while, driving around the deserted streets of Necochea's beach during the winter, I went to the place... driving a pick up truck, and by myself! When they asked me if I had a car, I said "Sure, it's parked outside". They of course asked me how it had gotten there, and I quickly replied:

- My father brought me, but went to the office.

I wouldn't say that was a 'white lie'. It was dark blue at the very least! Before I took the driving test, I had the written one. Passed it. Then it was time for the eye exam.

I was greeted by Doctor Elias, a big guy with a beard who also was the director of the hospital. He was a friend of my uncle, who had just gotten there. Dr. Elias told me to cover my left eye and read the letters on the wall, which I did. Then he instructed me to cover my right eye and do the same. I don't see very well from my left eye, and I chose the worst possible way and place to let him know that:

- What sign, miss?

My uncle wanted to strangle me right there. Homer Simpson style. I still passed though.

It was finally time for me to take the driving test, which consisted of me driving all the way to downtown Necochea and back. I did very well, and my parking was the best I have done in my life. I passed that with flying colours.

My father's side of the family lives mostly in Quequén and they are very well known. Many of my uncles and cousins are truck or bus drivers, even today. Since I was driving a pickup truck, the clerk immediately assumed that I was into that as well, so he asked me:

- So, I'm giving you 'car' and 'truck'. Do you need 'bus' too?

Totally took by surprised, I said:

- Uh... yes?
- And how about 'motorcycle'?
- (Looking confident again) No, I don't think I will need that one...

In my 44 years of age, I have been on a motorcycle once, and it was in the backseat, after having hitchhiked. I hate motorcycles! :-)

Many, many years later I got my second driver's license, this time in Virginia, while visiting my brother. I exchanged it for an Ontario one once I moved to Canada, so I never had to take a driver's test here!

How about you? Do you have a funny story regarding how you got your driver’s license?

 
 
 
Argentina
Cenábamos en la casa de unos muy buenos amigos el lunes, y de alguna manera salió como tema de conversación cómo habíamos obtenido nuestro registro de conductor en Argentina. Resultó que ninguno lo había sacado siguiendo… um… digamos los caminos habituales.

Esta es mi historia: Tenía 19, y si bien nunca me había interesado tener mi registro hasta entonces, decidí sacarlo por la mejor razón posible: para impresionar a una chica. Sabiendo que sería imposible obtener una cita y luego pasar el test en Buenos Aires, decidí que lo sacaría en mi ciudad natal, Necochea.

No sé cómo será ahora, pero en aquella época la clave consistía en conocer a alguien. Siempre había alguien en la familia que tenía un contacto, alguien que te haría las cosas más fáciles o mejor aún, te conseguiría un registro nuevo, sin tests y sin preguntas. Por supuesto, todo a cambio de una módica suma!

Mucha gente que conozco obtuvo el suyo de esa manera, pero no fue mi caso. Sin embargo utilicé los servicios de mi tío para conseguir un turno en Quequén, nuestra ciudad melliza del otro lado del río.

Luego de haber practicado solo por un tiempo, manejando en las desiertas calles de la zona de la playa de Necochea durante el invierno, me fui para el lugar… manejando una camioneta yo solo! Cuando me preguntaron si tenía un auto para el test, yo como un bobo les contesté "Sí, claro, está afuera". Por supuesto que me preguntaron cómo demonios había ido a parar allí, a lo que respondí, rápido de reflejos:

- Mi papá la dejó ahí, y se fue a trabajar a su oficina acá nomás…

No diría que esa fue una ‘mentirita blanca’. Era azul oscuro como mínimo! Antes de hacer el test de manejo, tuve que dar el teórico. Lo pasé. Luego fue el turno del examen de vista.

Me recibió el Doctor Elias, un hombre grandote y con barba que además era el director del hospital. Era amigo de mi tío, que ya había llegado también. El Dr. Elías me dijo que me tapara el ojo izquierdo y leyera el cartel de la pared, cosas que hice. Luego me dijo que me cubriera el ojo derecho e hiciera lo mismo. No veo para nada bien de mi ojo izquierdo, y elegí el pero lugar y la peor manera posible para hacerle saber eso al doctor:

- Qué cartel, señorita?

Mi tío me quería estrangular ahí mismo. Al mejor estilo Homero Simpson. De todos modos pasé el test.

Finalmente llegó la hora de dar el examen de manejo, que consistió en un paseo por el centro de Necochea y la vuelta. Me fue muy bien, y estacioné como un campeón. Como diríamos en Argentina, pasé de taquito.

La familia de mi padre vive en su mayoría en Quequén y son muy conocidos. Muchos de mis tíos y primos son transportistas o se dedican a manejar buses, incluso hoy. Como yo había llegado manejando una pick up, el empleado inmediatamente asumió que yo también estaba en el ‘negocio de la familia’, así que me dijo:

- Este… ya te marqué para ‘autos’ y ‘camiones’. Necesitás ‘colectivos’ (buses) también?

Tomado totalmente por sorpresa, apenas si balbuceé:

- Uh... sí?
- OK. Y 'motocicletas’?
- (Ya de nuevo confiado) No, no creo que vaya a necesitar ese…

En mis 44 años de vida, me he subido a una moto una vez, y fue en el asiendo de atrás, luego de haber hecho ‘dedo’. Odio las motos! :-)

Muchos, muchos años más tarde, obtuve mi segundo registro de conducir, esta vez en Virginia, donde visitaba a mi hermano. Ese registro lo cambié por uno de Ontario cuando me mudé aquí, así que nunca tuve que dar el tan temido examen de manejo aquí en Canadá!

Y ustedes? Tienen alguna historia interesante sobre cómo obtuvieron su registro de conductor?

 

 
Technorati Tags: ,

7 comments:

  1. Je que grande argentina no?. Yo saqué mi primer carnet en Sarmiento Chubut apenas cumplí 18 años. Me presente ante el funcionario y me dice. Estos son los tipos de carnet que tenemos y los precios. Mostrándome los tipos de carnet. Yo señale la lista y dije este. Ah bien me dice con el profesional podés manejar camionetas para poder trabajar. Pague y a los 2 días fui a buscar mi carnet profesional. Luego de eso fue cuestión de mi renovandolo. Así que tampoco nunca rendi un examen. miento Chubut apenas cumplí 18 años. Me presente ante el funcionario y me dice. Estos son los tipos de carnet que tenemos y los precios. Mostrándome los tipos de carnet. Yo señale la lista y dije este. Ah bien me dice con el profesional podés manejar camionetas para poder trabajar. Pague y a los 2 días fui a buscar mi carnet profesional. Luego de eso fue cuestión de mi renovandolo. Así que tampoco nunca rendi un examen.

    ReplyDelete
  2. sos de Sarmiento? Los conocés a Tommy Malerva y Rosana Canale (su esposa)? Grandes amigos. Ella fue a la facu con mi mujer... (Soy el hermano mejor de Gabriel)

    Mi historia de carnet en Argentina es parecida... Fui solito en el auto de papá, me presenté, rendí y aprobé el exámen y listo. Me vieron llegar, estacionar e irme. Nunca me dijeron nada...

    ReplyDelete
  3. First time I went to take my test, I didn't know there was a book to read ... I thought they were kidding when they said I had to take an actual computer test!

    ReplyDelete
  4. Me anoto en la lista de los que consiguieron el carnet con ayuda. Pero yo no tuve que dar ningún examen ni estacionar. Es más, creo que se me hacen estacionar todavía no me lo hubiesen dado.

    ReplyDelete
  5. Yo soy la rarita que consiguió el carnet sin ayuda y que rindió el examen como se debe con una persona que me hizo dar una vuelta por San Martín, eso sí me perdonó los caballente y me hizo estacionar en el borde de la calle.
    La nota de color es que al tiempo , cuando lo tuve que renovar la persona que firmana los carnets se llamaba Rodolfo COMETA

    ReplyDelete
  6. Manga de trásnfugas! Yo, igual que Ale Marge lo saqué como debe ser sacado, yendo y rindiendo. No el teórico porque cuando pedi el cuadernito para aprender, me dijeron que no les quedaba ninguno por falta de presupuesto. Asi que a los dos días, cuando lo fuí a rendir y me dijeron empezamos con el teorico dije simplemente: de ninguna manera, ustedes no me dieron el librito, el teorico que lo rinda Magoya. El tipo me miró con cara de sorpresa y me dijo ok, el practico entonces, le dijeron que el auto tenía que traerlo usted? Porque nosotros tampoco le damos uno...

    ReplyDelete
  7. Muy buenas historias, gente!!! Se ve que este tema gustó.

    Majo, me olvidé de ponerlo en el post, en vos pensaba cuando escribí esto. Recuerdo las historias en tu blog...

    ReplyDelete

Please leave a message after the beep

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Created by MyFitnessPal - Free Calorie Counter
Share |