Buy at KW Empanadas!

Tuesday, May 31, 2011

Silly Monkey Stories #150 – Morning hugs

(En español más abajo)
 
Canada2011 – Florencia (7)
 
I have mentioned several times how close me and my youngest daughter are. I won’t say anything about her having me wrapped her finger or things like that, because that would be absolutely true. But she also likes to be with me… :-)
 
We have a ritual every morning. Gaby is normally the first to get up, at around 6:30 AM, so she can go downstairs and prepare and pack lunch for everybody, but she wakes me up as she’s getting out of bed. I then spend the next 30 minutes calling the kids so they will finally get up. Except for Florencia. When I call her, it is so she comes to my bed and we can hug for a few minutes before we reluctantly get up and go dress.
 
We do this almost every day, and it’s very cute to watch Flor come to my bedroom, stumbling and running into everything, so sleepy she still is. Her hair is a complete mess too! She climbs up my bed, gets under the blanket and hugs me. We then close our eyes for about five minutes until I begin to call the kids again.
 
I can’t start my day properly if I don’t have this daily dose of morning hugs!
 
 
Argentina2011 – Florencia (7)
 
He mencionado muchas veces lo ‘pegotes’ que somos con mi hija menor. No voy a decir nada acerca de que Florencia me tiene en el bolsillo o cosas por el estilo, porque eso sería absolutamente cierto. Pero a ella también le gusta estar conmigo, che. :-)
 
Tenemos un ritual todas las mañanas. Gaby normalmente es la primera en levantarse, a eso de las 6:30 AM, así se va para abajo a preparar y embalar el almuerzo de todos; me despierta a mí cuando sale de la cama. Yo me paso los siguientes 30 minutos llamando a los chicos para que de una vez se levanten. Excepto Florencia. A ella la llamo, pero es para que venga ‘un ratito más’ a mi cama, así nos podemos abrazar por unos minutos antes de que –a regañadientes– nos levantemos ya para iniciar el día.
 
Hacemos esto casi todos los días, y me encanta verla venir a Flor a mi pieza, tropezando y llevándose todo por delante de lo dormida que está y con el pelo que parece peinado con dinamita. Se trepa a mi cama, se mete bajo las frazadas y me abraza. Entonces cerramos los ojos por unos cinco minutos hasta que empiezo a llamar a los chicos nuevamente.
 
No puedo empezar el día como Dios manda si no tengo mi dosis diaria de abrazos matutinos!
 
 
Technorati Tags:

2 comments:

  1. Mi ritual con el grumpy es nocturno. Todas las noches, 9 y media en punto, se mete en la cama y me llama. Subo, rezamos el angel de la guarda y terminamos con un: abraza a un mono, si señor, te sentirás mucho mejor. Delicias que han quedado desde que era chiquito y veía un programa de TV con un chico y un mono. Estando de viaje hace dos años, lo he llamado desde el otro lado del oceano para decirselo por telefono, ante la mirada atónita de mi marido. No, definitivamente, los hijos menores nos convierten en idiotas...

    ReplyDelete
  2. What a great way to start off the day! If my children came into my room, they'd only want to jump up and down on the bed or turn the TV on . . . not very quiet or peaceful at all. The need to take lessons from Flor. :)

    ReplyDelete

Please leave a message after the beep

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Created by MyFitnessPal - Free Calorie Counter
Share |