Buy at KW Empanadas!

Thursday, January 07, 2010

Embarrassing moments - #11

 

Embarrassing moments
 
CanadaThis one will probably not be a funny one… It was 1978, our first year living in Buenos Aires. I had just started Grade 6 in a brand new school, just around the corner from the department we were living in. It was a public school in the Recoleta neighbourhood, a block away from Buenos Aires’ fancy Recoleta cemetery.
 
There were about 15 kids in my Grade 6 class… plus my brother Fafa, who was in Grade 2 but hated his teacher so much that he would refuse to walk inside. “Almada, your brother is here!”, my teacher would say and I would wish I die right away. Martín would sit in the back and stay there very quietly for the rest of the day. How he made it through Grade 2 is a mystery to me.
 
The thing is that I soon fell in love with a pretty girl in my class named Ana María, to the point that I actually called her to invite her to the movies (at age 11, how ‘bout that!). She said ‘no’, of course… For a moment, and since the excuse she had given me was not in the lines of ‘how could I consider going to the movies with a hideous creature like you’, I thought I might actually have a chance at winning her heart.
 
Until that day, during recess.
 
A group of boys cornered the three girls in my class and started playing a game. A very perverse game. Basically, they would name two random boys from Grade 6 and the girls would have to say which one they would pick should they have to go out with one of them…
 
You would have thought they had prepared a fixture very carefully, because I think these boys went through every possible combination of two drawing from the 13 boys that were in the class, plus some from the other Grade 6. I just happened to walk by as the ‘exercise’ had just started so that’s how I learned, from the brutal honesty kids have, where I ranked in that area.
 
It was a very, very embarrassing moment. I think I only ‘won’ twice. My self-esteem took such a hit that I don’t think I dared to speak to any of those girls for a long time after that.
 
And I honestly thing I didn’t look that bad back then, what do you think? I mean, I wasn’t George Clooney, but still… losing to everyone but two?
 
And you should have seen those two!!! :-(
 
IMG_0068
 
 
Argentina
Esta historia no es muy graciosa que digamos… Ocurrió en 1978, en nuestro primer año viviendo en Buenos Aires. Había empezado sexto grado en una escuela nueva, muy cerca del departamento en que vivíamos. Era una escuela pública en el barrio de la Recoleta, muy cerca del famoso cementerio del mismo nombre.
 
Había unos 15 chicos en mi clase de sexto grado… más mi hermano Fafa, que estaba en segundo grado pero odiaba a su maestra al punto de rehusarse a entrar al salón de clases. “Almada, está tu hermano!”, me decía la maestra y yo me quería morir ahí mismo. Martín se sentaba atrás del todo y se quedaba muy quietito por el resto de la jornada. Es el día de hoy que no tengo ni idea de cómo hizo para pasar a tercero!
 
El asunto es que pronto me enamoré de una chica muy bonita de mi clase llamada Ana María, el punto de llamarla por teléfono un día para invitarla al cine (a los 11 años, qué tal!). Ella por supuesto dijo que ‘no’… Por un momento, y dado que la excusa que me había dado no había sonado como ‘cómo podés pensar que pueda interesarme la idea de ir al cine con una criatura tan desagradable’, llegué a pensar que podría tener una chance de ganarme su corazón.
 
Hasta ese día,durante el recreo.
 
Un grupo de chicos acorraló a las tres nenas de mi clase y propusieron un juego. Un juego muy perverso. Básicamente, ellos iban a nombrar dos chicos al azar y las niñas dirían con cuál de los dos se quedarían si no les quedara otro remedio que elegir a uno para salir…
 
Uno hubiera pensado que estos chicos se habían preparado un fixture con mucho cuidado, porque la verdad es que propusieron casi todas las combinaciones posibles de dos entre 12 varones que había en la clase. Yo justo atiné a pasar por el lugar cuando el ‘ejercicio’ acababa de comenzar, y fue así como supe, gracias a la honestidad brutal que sólo un niño puede tener, dónde estaba ubicado en el ranking amoroso de mi clase.
 
Fue un momento muy, pero muy avergonzante. Creo que sólo ‘gané’ dos veces. Mi autoestima fue tan golpeada que creo que no me animé a hablarle a estas chicas por un largo tiempo luego de ese momento.
 
Y honestamente no pienso que yo haya sido tan feo entonces, Uds. qué piensan? No habré sido George Clooney, pero… perder contra todos menos dos?
 
Y tendrían que haber visto a esos dos!!! :-(
 
Technorati Tags:

15 comments:

  1. Muy linda la historia... pero, porque pusiste una foto de Juan en sepia?

    ReplyDelete
  2. te diste cuenta lo parecido a tu hija mayor que eras?ROX

    ReplyDelete
  3. Muy buena la historia. Creo que tendría futuro una serie de crónicas relacionadas. Saludos :)

    ReplyDelete
  4. Recoleta, ya hay una serie de historias relacionadas, por eso es que este post tiene el #11 en el título (a menos que te refieras al barrio y no a los momentos de vergüenza)

    ReplyDelete
  5. Yo la odiaba porque esa maestra era una guacha, me reprobaba en los exámenes a pesar que ponía las respuestas correctas...por ejemplo: "donde viven los cóndores?" rta: en la montaña, en la punta... o si no: "que bebida se hace con las manzanas?" "el jugo de manzana"... son o no son correctas???

    ReplyDelete
  6. la que si puse mal era la de poner provincias y capitales: provincia Rosario y capital Rosario de la Frontera admito que estuvo mal... pero lo había sacado del juego "Rutas Argentinas"

    ReplyDelete
  7. Jajaja coincido con que la foto es de JUan! son iguales. Te debe haber castigado por el atrevimiento y las otras por celosas!
    Idolo tu hermano

    ReplyDelete
  8. Grande el fafa, en segundo grado no te pueden desaprobar por semejantes pavadas. En cuanto a la historia en si, el colegio es una selva de la que no todos salimos ilesos.

    ReplyDelete
  9. Ma qué grande el Fafa ni qué grande el Fafa... me cagó el post del martes que viene (el de las cosas que hacen los chicos)!!! :-(

    Decí que tengo un suplente de lujo con algo que se mandó Florencia...

    Pero "en la montaña en la punta" es una frase que aún hoy tanto mi hermano mayor (Necochino) como yo repetimos a cada rato. Y mis hijos se mean de la risa...

    ReplyDelete
  10. Mas respeto con mi amigo el Fafa.
    Uno no tiene porque andar sabiendo que intimidad vas a revelar.
    Fafa, como te bancás a este tipo?

    ReplyDelete
  11. vos sabés que endijpues que puse el comment me imaginé que iba a hacer un post sobre eso... pero como yo no lo iba a autorizar mejor que asi haya sido, como no estaba autorizado a poner una y cada una de mis anecdotas de chicos. En mas, mi equipo de abogados esta reunido para ver que acciones vamos a tomar contra este señor...

    ReplyDelete
  12. Llamá a los de Redrado Fafa, que parecen que la tienen clara.

    ReplyDelete
  13. Dejalo así Fafa, te van a embocar un DNU y van a publicar hasta tus fotos en bolas.

    ReplyDelete
  14. Para mí es Caro la que se parece a vos en esa foto...aunque Juan también!

    ReplyDelete
  15. Ahhh, ese tipo de jueguitos que solían hacerse en el colegio generalmente dejaban a alguien mal parado.
    Sigo pensando que los chicos pueden ser muy crueles en ese aspecto.

    ReplyDelete

Please leave a message after the beep

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Created by MyFitnessPal - Free Calorie Counter
Share |