Buy at KW Empanadas!

Monday, September 29, 2008

Cut

CanadaMost of you know that I'm very involved with the local soccer, to the point I am assistant coach of one of the Waterloo teams, where Santi used to play. I will get to coach him again next year, as he quit his current team after he finally won a tournament a couple weeks ago. Caro and Juan have played in the 'House League' level, which is the recreational version of soccer, and Florencia is still in the 'soccer fun' category (where kids just play around, sometimes with their parents).
 
Juan (05/Jun/2005) I have always had the impression that both Juan and Caro were too good for the recreational level, but maybe 'not there yet' for the competitive soccer. I got a proof of this when Carolina was called up to play for the city's "B" team at the end of this past summer season. She attended every practice, and did well in them, but when it was time for her to play a real game, the differences showed. Carolina has already decided she won't play soccer anymore, and I can't help but wonder what role did I play in her decision, given that I pretty much forced her to go to the 'rep team' practices...
 
The same happens with Juan. He's way too strong and hits the ball way too hard for the House League level. Many times he has sent kids flying off the field when fighting for a ball. He's passionate about soccer and it shows, but he has a handicap that his brother doesn't have: his body. He's a chubbier guy, and suffers from asthma, so I knew that he might struggle playing in a level that's definitively more demanding, especially in the physical aspect.
 
But he just wants to be like his older brother. Problem is, Juan wants to be -and do- what Santi is -and does- now. He doesn't seem to take into consideration the fact that Santi is 3.5 years older than him. I can understand that, how can a 9 year old boy remember what his brother was doing when he was his age?
 
We had the competitive teams tryouts this past weekend. Both Santi and Juan signed up and attended them. Santi didn't have to worry, because he knows he will make the team, so we were all cheering for Juan. I couldn't be at his first session, on Saturday morning, because I was driving back from Maryland, but did attend the one on Sunday afternoon. Juan was very excited and really hoping he would make the team; I was just hoping that he wouldn't be cut after last weekends tryouts, so at least he had two more months to show the coaches what he could do, before the final cuts at the end of December.
 
But it couldn't be. It seems that Juan couldn't impress the coaches, and he was told he wouldn't make the team immediately after the last tryout. To make things even worse, it looked like he was the only one who was let go. He was too slow, they told him. I saw him coming off the field in a sea of tears. And he kept crying once I held him in my arms, and then all the way back home and even more once we got here.
 
It broke my heart. Especially considering that there's absolutely nothing I can do to make him feel better; even worse, he is not registered for House League, so he won't be playing soccer at all this winter.
 
But it's not only that. It also made me realize that soon I will be doing to other kids exactly what that coach did to my son: telling them -in the nicest possible way- that they're not good enough for our team, at least for now.
 
That's gonna suck...
 
 
Argentina
Muchos de Uds. saben que yo estoy muy involucrado con el fútbol local, al punto que estoy como asistente en uno de los equipos de Waterloo, donde Santiago jugaba. Voy a volver a a tener la chance de dirigirlo de nuevo el verano que viene, porque Santi renunció a su equipo actual luego de que por fin ganara un torneo hace un par de semanas. Caro y Juan han venido jugando en lo que se denomina 'House League', que es el nivel recreacional de fútbol, y Florencia todavía está en la categoría 'soccer fun' (donde los niños sólo corretean con la pelota, a veces con los padres).
 
Juan playing in May 2003 Siempre he tenido la impresión de que Juan y Caro son demasiado buenos para el nivel recreacional, pero todavía 'no están ahí' en cuanto al nivel competitivo se refiere. Tuve prueba de esto cuando Carolina fue llamada para reforzar el equipo "B" de la ciudad a fines del verano que acaba de terminar. Ella fue a todas las prácticas, y lo hizo bastante bien, pero cuando llegó el momento de jugar un partido real, las diferencias se notaron. Carolina ya ha decidido que no va a jugar más al fútbol, y no puedo evitar preguntarme si yo no habré jugado algún rol para que ella decida algo así, habiéndola prácticamente forzado a ir a las prácticas del equipo 'Rep'...
 
Lo mismo ocurre con Juan. Es demasiado fuerte y le pega a la pelota con demasiada potencia como para jugar en el nivel 'House League'. Más de una vez lo he visto sacar a un chico volando fuera de la cancha mientras peleaba por la posesión de una pelota. Es muy apasionado por el fútbol y se le nota, pero tiene un hándicap que su hermano no sufre: su cuerpo. Juan es un poquito más rellenito y sufre de asma, así que sabía que iba a tener problemas jugando en un nivel que es definitivamente más riguroso, sobre todo en lo físico.
 
Pero él quiere ser como su hermano mayor. El problema es que Juan quiere ser -y hacer- lo que Santi es -y hace- ahora. No parece tener en consideración el hecho de que Santi es 3.5 años más grande que él. Yo puedo entender eso; cómo va a recordar un niño de 9 años lo que su hermano mayor hacía cuando tenía su edad?
 
Este fin de semana pasado fueron las pruebas para los equipos competitivos. Tanto Santi como Juan se registraron y participaron. Santi no tenía de qué preocuparse, porque sabe que estará en mi equipo, así que todos nos ocupamos de Juan. No pude estar en su primera prueba, el sábado por la mañana, porque estaba aún manejando desde Maryland, pero sí estuve en la del domingo por la tarde. Juan estaba muy ansioso y realmente esperaba poder entrar en el equipo; yo sólo esperaba que no lo 'cortaran' luego de los tryouts del fin de semana, así tenía dos meses para mostrarle a los coaches lo que podía hacer, antes de los cortes definitivos a fines de Diciembre.
 
Pero no pudo ser. Parece que Juan no impresionó a los coaches, porque le dijeron que estaba fuera inmediatamente después de la última práctica. Para peor, parecería que fue el único que fue dado de baja. Le dijeron que era muy lento. Lo ví venir, saliendo de la cancha en un mar de lágrimas. Y siguió llorando una vez que lo abracé, y todo el camino de vuelta a casa, y también una vez que llegamos aquí.
 
Me rompió el corazón. Especialmente considerando que no hay nada en absoluto que yo pueda hacer para que se sienta mejor; para peor, no está registrado para House League, así que no va a jugar en todo el invierno.
 
Pero no es sólo eso. También me hizo de cuenta de que pronto yo voy a tener que hacerle a otros chicos exactamente lo que este coach le hizo a mi hijo: decirles -de la mejor manera posible- que no son lo suficientemente buenos para mi equipo, al menos por ahora.
 
Eso sí que va a apestar... 

Technorati Tags: ,,

Share this post :
 

9 comments:

  1. Es la parte más dura cuando estás a cargo de algo, más cuando se trata de niños. no te envidio tu puesto de coach, saludos y mucha suerte con el tiempo de decisiones que se te viene.

    ReplyDelete
  2. Gracias, Leo! (Jua, parezco Mercedes Sosa) :-)

    ReplyDelete
  3. Difícil lugar, no te lo envidio.Dejar alguien afuera es horrible.Sobre todo a los chicos.<>Suerte.

    ReplyDelete
  4. Decile a Juan que nadie me hizo mas goles que el cuando yo estuve por alli. y dale un abrazo de mi parte (aunque sea de Independiente)

    ReplyDelete
  5. Respecto de Juan, que no se preocupe. A mas de un crack le dijeron que no en los primeros tiempos.Al Beto Alonso, si ir mas alla, lo echaron de Racing porque "no le daba el fisico" para ser jugador de futbol... jaja. Todos unos visionarios...

    ReplyDelete
  6. Se le asrruga a uno el corazon cierto? Piensa en eso cuando tengas que hacerlo tu!

    ReplyDelete
  7. Pobre Juan, va a tener que buscar alguna actividad para el invierno mientras sus hermanos juegan soccer, no?Ay Gabriel, no hay nada mas feo que romperle la ilusión a un niño.

    ReplyDelete
  8. La verdad que tampoco quisiera estar en tus botas. Los niños llevan todo con mucha ilusión, pero bue, es parte de la vida, aceptar que no todos tenemos las mismas habilidades. Tendrán que saber los papás, como destacar las virtudes o los dones que tienen los niños para ayudarlos a enfrentar esa situación.

    ReplyDelete
  9. Ojala que los papas canadienses sean mas comprensivos que los de por aca.Por estos lados seguramente si dejas afuera al hijo de alguien, lo mas probable es que te llene de insultos y hasta quiera trompearte.Es que el nene de cada uno es Maradona, no por lo que juegue sino porque piensan que los pueden salvar económicamente. Como si fuera tan fácil llegar alto...

    ReplyDelete

Please leave a message after the beep

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Created by MyFitnessPal - Free Calorie Counter
Share |