Buy at KW Empanadas!

Monday, December 14, 2009

Sergio & Wayne

CanadaWe’ve been living in a condominium for over six years now (we moved in just four days after Florencia’s birth). One of the things we liked the most about the house was that the playground was just behind it. Unfortunately, that playground was tore down about two months after we moved in, as it had been agreed upon almost a year ago (and we didn’t know, of course). The reasons were several, from safety to liability to cost, but the most important was… before we got there, there were no kids living in the whole complex (28 units!). All of our neighbours were either students (very few) or elderly people.
 
Among the latter, there is this lady who lives just in front of us. Her name is Jean, and I believe she’s of Eastern European descent. She’s very nice, and is always looking after my family, especially when I’m away. She made good friends with Gaby (in fact, they’re going out for dinner tonight at… five o’clock!), and always looks forward to ‘hiring’ my boys to do things around the house.
 
I remember one time I was coming back from work and I saw her arguing with other neighbours. As I was getting out of the car, I overheard her saying “…the Argentine kids”. Oops!”, I thought, What have these done now?”. But she was actually worried because the neighbours had overflown the recycling bins and some items were falling onto the little path we have. She was mad because of these items that were getting in the way when the “Argentine kids” were going to school…
 
Jean has a problem, though: I don’t know if it’s an accent thing, or an inability to learn foreign names on her part, but the thing is that she has renamed both of my boys. Santi (who during his first years in Canada was used to be called “San Diego”) has become “Sergio”, and Juan (who for many is either “One” or “Huang” and once convinced his teacher that his name was actually “zJuan”) is now called “Wayne”.
 
We laugh about it, and the kids don’t seem to mind. But I can’t help but wonder… how do you get from “Santi” to “Sergio” or from “Juan” to “Wayne”? :-)
 
 
Argentina
Hemos estado viviendo en un condominio por más de seis años ya (nos mudamos unos días después de que naciera Florencia). Una de las cosas que  más nos había gustado de esta casa era el área de juegos que estaba justo detrás. Lamentablemente, todos los juegos fueron sacados a los dos meses de mudarnos nosotros, algo que había sido determinado casi un año antes (pero que nosotros, por supuesto, desconocíamos). Hubo varias razones, desde la seguridad al costo y a la posibilidad de que un niño del vecindario se lastimara y le hicieran juicio al condominio. Pero la realidad fue que lo habían decidido sacar porque… hasta que nosotros llegamos no había ni un chico viviendo en el complejo (28 unidades!). Todos nuestros vecinos eran estudiantes o gente mayor.
 
Entre estos últimos se encuentra una señora que vive justo frente a nuestra casa. Se llama Jean, y creo que es de descendencia Europea Oriental. Es muy amable (aunque tiene una forma de hablar que siempre parecería que te está retando) y se ocupa mucho de mi familia, especialmente cuando yo no estoy. Se ha hecho muy amiga de Gaby y varias veces ha ‘contratado’ a los chicos para que la ayuden en cosas de la casa.
 
Recuerdo una vez que yo volvía del trabajo y la vi discutiendo con otros vecinos. Cuando me bajo del auto, alcanzo a escuchar que ella dice “…a los chicos argentinos”. Sonamos!”, pensé yo, Qué habrán hecho estos ahora?”. La realidad era muy distinta. Ella estaba preocupada porque los vecinos habían dejado los tachos del reciclaje rebosando de cosas, las que caían en la vereda del caminito que tenemos y ella decía que dificultaban el tránsito de “los chicos argentinos”
 
Jean tiene un problema, sin embargo: no sé si es una cuestión de acento, o una inhabilidad de aprender nombres, pero el asunto es que rebautizó a mis dos varones. Santi (que en sus primeros años en Canadá ya se había acostumbrado a que le dijeran “San Diego”) se convirtió en “Sergio”, y Juan (que para muchos fue “One” o “Huang” y una vez hasta convenció a su maestra de que su nombre era “zJuan”) ahora se llama “Wayne”.
 
Nosotros nos reímos y les hacemos bromas, y a los chicos no les molesta mucho que digamos. Pero no puedo dejar de pensar… cómo se pasa de “Santi” a “Sergio” o de “Juan” a “Wayne”? :-)

12 comments:

  1. Juan y Wayne todavia, ya que la pronunciación de ambos termina en "n", pero Santi y Sergio...ni tratando.
    No se que decirte, Roberto.

    ReplyDelete
  2. Gracias por comentar, Armando!

    ReplyDelete
  3. No habrás hecho uso de los juegos, verdad?
    Mis nombres son Jorge Osvaldo, cuando me asocié a un club de Burzaco en el carnet decía José Eduardo.

    ReplyDelete
  4. complicado el tema mi estimado catriel ( perdón, gabriel)

    beso

    ReplyDelete
  5. Jua, Vir. Me hiciste acordar de mi profesor de Matemáticas de cuarto año, Amorrortu, que me llamaba "Guzmán"!!! :-)

    ReplyDelete
  6. jaja, pobres tus hijos, debe ser cómico cuando los llama y tienen que responderle como si se llamaran así.

    ReplyDelete
  7. Poor kids, do they answer to the new names?

    My kids names have been twisted by various people since we live overseas but my favorite was what my kids to to one of the gardeners in Jakarta. His name was something like Rudi. When he was talking to the kids he would called them anak anak (Indonesian for children) but for some reason the kids heard it as anaconda and from that day on he was Anaconda to them and the funny thing was he answered to it.

    ReplyDelete
  8. es muy facil: Juan y Wayne... por "John Wayne". Y Santi y Sergio, la vieja se clavó dos litros de vodka...

    ReplyDelete
  9. Gabriela ... o... Graciela?Dec 15, 2009, 5:27:00 AM

    Ya hice este comentario.... pero parece que no lo he hecho muy bien que digamos.
    Me encantó lo de José Eduardo de JorMig.
    Hay gente que mi nombre no lo puede decir bien, aunque lo corrijas mil veces, para mucha gente es Grabiela.
    Recuerdo que había un proveedor en mi negocio que no había forma que me llamara por mi nombre, él me había rebautizado como "Graciela" y no había forma de que entendiera que soy Gabriela,por supuesto debía soportar toda clase de cargadas cada vez que él venía y hasta el día de hoy.... hay gente que me dice: "Gracielita", no es cierto?????

    ReplyDelete
  10. Gracias por tu comentario, Gracielita.

    JorMig, la verdad es que entre Jorge Osvaldo y José Eduardo, no sé con cuál quedarme. Los dos tienen un aire un poquito... como decirte... a ver un ejemplo:

    (Con los ojos bien grandes y una palma mirando hacia arriba): No me pegues, Jorge Osvaldo!!!

    Sí, totalmente.

    ReplyDelete
  11. Fafa, que animal. No seas desubicado, che. Habrá sido litro y medio a lo sumo.

    ReplyDelete
  12. Me gustó el comentario de Maria de las Gracielas!!!

    ReplyDelete

Please leave a message after the beep

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Created by MyFitnessPal - Free Calorie Counter
Share |